alimentos

¿Alergia, intolerancia o sensibilidad alimentaria?

Los expertos aseguran que las diferencias son muchas en síntomas, diagnóstico, tratamiento y dieta a llevar. Desde Maskom Supermercados te damos hoy todas las respuestas para que no las confundas más y sepas qué puedes y qué no puedes comer.

Las intolerancias alimentarias son bastante comunes. De hecho las padecen entre un 15 y un 20% de la población y muchos afectados no están diagnosticados. Es muy común confundir intolerancias con alergias, y no tiene nada que ver. Ni sus síntomas ni su tratamiento son los mismos. Las razones por las que aparecen no están claras: pueden ser genéticas, por consumo de conservantes, contaminación, estrés, abuso de antibióticos, exceso de higiene, etcétera.

La doctora Clara Isabel Pérez Padilla, responsable del Servicio de Alergología del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena, nos explica en qué se diferencia la alergia alimentaria de la intolerancia y la sensibilidad a algunos alimentos y cómo hay que tratarlos. Pero también nos habla de por qué pueden aparecer alergias e intolerancias a cualquier edad.

Las alergias deben vigilarse desde el nacimiento. Cuando hablamos de bebés y niños, los padres deben estar atentos y si el niño presenta algún síntoma de alergia consultarlo de inmediato con el pediatra, que les remitirá a un especialista en alergología. Probablemente estudiará una posible alergia o intolerancia con pruebas cutáneas y, si es necesario, un análisis de sangre. Respecto a la introducción de sólidos en la alimentación de los bebés, los pediatras han intentado organizar el orden de introducción precoz de cada alimento. Hoy algunos estudios de alergología avalan que la introducción precoz de ciertos alimentos podrían prevenir ciertas alergias.

En el caso de los adultos cada vez hay más pacientes que en edad adulta comienzan a tener alergias o intolerancia a alimentos que habían comido sin problemas toda la vida, así que también debemos estar alerta.

Alergias

La alergia es una respuesta o reacción extrema del sistema inmunológico que hace que nuestro organismo perciba como nociva una sustancia o alimento.

Los síntomas pueden presentarse de forma aislada o conjuntamente: picor en la boca, ronchas o habones en cualquier parte del cuerpo, sensación de di­ficultad para tragar, inflamación de labios, lengua, párpados, estornudos, mucosidad nasal, tos, silbidos al respirar, difi­cultad respiratoria, dolor abdominal, hipotensión e incluso llegar a parada cardiorrespiratoria.

En el caso de las alergias, para tener un diagnóstico hay que acudir a un alergólogo que, con una detallada historia clínica y la realización de pruebas cutáneas en prick con una pequeña lanceta, casi indoloras, puede diagnosticar el tipo de alergia en 15-20 minutos. En ocasiones hay que recurrir a analíticas de sangre con IgE (inmunoglobulina) especí­ficas a alimentos y otras veces a pruebas de exposición controlada con el alimento en un centro hospitalario.

Hasta hace pocos años, la única manera de prevenir una reacción alérgica era evitar el alimento. Además, si la alergia es grave, hay que ser muy estricto con la dieta, ya que hay riesgo de ana­filaxia si se ingiere el alimento de forma accidental y puede incluso llegar a matar. Hoy se puede modifi­car el curso de la enfermedad mediante la inmunoterapia oral con alimentos, que es la administración progresiva del mismo, comenzando con cantidades muy pequeñas. Es una práctica que debe realizarse en un centro hospitalario por un alergólogo experto en el tema.

Intolerancias

En este caso no interviene ningún mecanismo inmunológico. Las más frecuentes son las intolerancias a la lactosa de los productos lácteos, seguida de la fructosa de las frutas y verduras. La intolerancia a la lactosa daña la mucosa intestinal de los pacientes, de los que la mayoría no están diagnosticados. Una entidad nueva surgida hace relativamente poco, es la intolerancia o sensibilización al gluten no celiaca, que no hay que confundir con la enfermedad celiaca, que es una enfermedad sistémica inmunológica.

Los síntomas son fundamentalmente digestivos: dolor abdominal, diarreas, estreñimiento, vómitos o distensión abdominal. Ocasionalmente también pueden producir otras afecciones como dolor de cabeza, cansancio…

El diagnóstico de una intolerancia se realiza en un laboratorio de análisis clínicos con el test de intolerancia a la lactosa, o a fructosa, en aire bucal. La intolerancia al gluten no celiaca, sin embargo, no dispone de pruebas diagnósticas. El diagnóstico es clínico, si el paciente mejora al suspender el gluten de su dieta. La vida del paciente no corre peligro si lo ingiere accidentalmente, a diferencia de la alergia que puede comprometer la vida de una persona si ingiere el alimento al que es alérgico.

En principio, el tratamiento es que hay que evitar el alimento si así lo indica el médico especialista, ya sea alergólogo o digestivo.

Sensibilidad alimentaria

La sensibilidad alimentaria se trata de una alergia subclínica. Es decir, el paciente, tiene pruebas positivas de alergia a alimentos, pero en cambio tolera sin problemas su ingesta.

En este caso, la sensibilidad no presenta ningún síntoma, se suele diagnosticar al realizar las pruebas de alergia.

En la actualidad, lo que está indicado como tratamiento al respecto es continuar comiendo ese alimento mientras no cause problemas al organismo. Tratar estas dolencias mejora la calidad de vida. Se trata de adaptar la dieta y llevar un control riguroso de todo lo que se ingiere.

Ponte las pilas en otoño con estos consejos alimenticios

Los cambios de estación no solo afectan a la ropa que tenemos en el armario, sino que pueden desestabilizar el estado de ánimo. Y, en ocasiones, de manera muy marcada. Hay diversas tácticas para combatirlo y, entre ellas, se incluye la alimentación, por eso en Maskom Supermercados hoy queremos hablarte de ello.

Podría decirse que es la cara B de la astenia primaveral. El cambio de estación puede traer consigo un decaimiento emocional y físico que dura, de media, unas dos semanas. Pero si, en primavera, lo que nos desestabiliza es el aumento de las horas de luz y la subida de las temperaturas, en otoño, sucede lo contrario: los días se acortan, hay que hacer cambio de armario para recuperar los jerséis y los abrigos y las vacaciones estivales ya son un mero recuerdo.

No se puede considerar una enfermedad, salvo que se extienda en el tiempo más allá de los 15 días habituales. Si fuese el caso, habría que consultar con un especialista, por si hubiese patologías asociadas, como anemias o enfermedades más graves.

La dietista y nutricionista Itziar Digón explica que la naturaleza es sabia y hay que hacerle caso a la hora de alimentarse: “Así como en verano nos da frutos con grandes cantidades de agua para hidratarnos, en otoño, nos da cítricos ricos en vitamina C, que fortalecen nuestro sistema inmunitario”.

Comer alimentos de temporada ayuda a preservar nuestra salud, lo que también contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo, por supuesto. Pero hay algunos de ellos que, por su gran aporte de energía son estupendos para luchar contra el decaimiento. La mayoría pueden encontrarse en el mercado durante todo el año, pero el otoño es el momento en el que se recogen. Inclúyelos en tu dieta y notarás cómo tu humor mejora y tu cuerpo se activa. Además, están buenísimos y no te costará nada introducirlos en tus menús diarios.

Bebidas que reconfortan. Bajan las temperaturas y las horas de luz se acortan. En primera instancia, puede parecer un cambio triste, pero es cuestión de mirarlo con perspectiva. Estar en casa con ropa cómoda y una taza con una bebida calentita puede convertirse en uno de los mejores momentos del día. Y si ese líquido humeante tiene propiedades naturales que ayudan a relajarse o a animarse un poco, qué más se puede pedir. Hay muchísima variedad, pero las que mejor valoración tienen entre los expertos y consumidores son las que te detallamos en la columna de la derecha. Algunas de ellas no son ninguna rareza, puede que te sorprenda que, además de servir para calmar el estómago, por ejemplo, también funcionen como relajante.

Alimentos indispensable en tu cocina durante el otoño:

Setas: Además de dar un sabor intenso a las recetas, tienen muy pocas calorías. Entre sus nutrientes, destaca la vitamina B, que va a ayudar al buen funcionamiento del sistema nervioso. Las más populares en España son: Amanita caesarea, Boletus edulis y el rebozuelo o chantarela.

Frutas: Las frutas de otoño están cargadas de antioxidantes y fibra. Ayudan a combatir

el estrés oxidativo, a proteger los órganos vitales y a mejorar el tránsito intestinal. Además, tienen una alta capacidad saciante: manzanas, kiwis y granada son las más indicadas para subir el ánimo.

Hortalizas: Gran momento para este grupo alimenticio. Esta estación es la temporada estrella de muchas de ellas, que siempre amenizan los platos, aportan nutrientes y pocas calorías. Las más aconsejables son: calabaza, berenjena, alcachofa y las coles (repollo, brócoli, coliflor…).

Septiembre y nuevos folletos para la vuelta al cole

Septiembre siempre es un mes de esos que marcamos en el calendario en rojo, porque es época de cambios, de nuevos propósitos, de vuelta a la rutina y de inicios. Y entre todas esas cosas lo que más destaca es la vuelta al cole. Sabemos que para las familias esta época supone casi una cuesta de enero. Libros, material escolar, ropa… muchos gastos pero lo bueno es que en Maskom Supermercados siempre apostamos por nuestros clientes y por eso este mes hemos diseñado tres nuevos folletos que te van a ayudar ¡Y mucho!.

En nuestra web www.maskom.es encontrarás nuestro folleto de septiembre en el que hay numerosas ofertas y promociones como, por ejemplo, algo que necesitarás mucho usar ahora con la vuelta al cole y es la del detergente líquido de jabón Marsella a 3,95 euros la unidad; o también, para los desayunos de los peques, te traemos un 2×1 en Actimel. Esto y mucho más puedes verlo en el apartado de ‘Folleto’ de la web www.maskom.es/folleto/

Y por si todo esto fuera poco, te traemos dos folletos especiales ‘Vuelta al cole’. Un folleto infantil con multitud de productos que te vendrán genial para los más peques de la casa y un folleto de platos preparados para que puedas organizarte en casa fácilmente. Seguro que así, los primeros días son más sencillos.

Además, ya sabes que abrimos todos los días, incluidos domingos y festivos autorizados hasta el próximo 30 de septiembre. De hecho, para los que nos leéis desde Málaga capital, os avisamos de que el próximo festivo 8 de septiembre estaremos abiertos. Sólo tenéis que consultar en web, el horario de tu tienda más cercana. Es aquí: www.maskom.es/nuestras-tiendas/ ¡Feliz vuelta y feliz septiembre!

Maskom colabora un año más con la Gran Recogida de Bancosol

Para Maskom Supermercados uno de nuestros valores principales es la solidaridad, de ahí que, un año más, volvamos a sumarnos a ‘La Gran Recogida 2022’ de BancoSol.

Podrás realizar tu donativo en nuestros supermercados de Málaga capital y de la provincia desde mañana viernes 25 de noviembre hasta el próximo 4 de diciembre.

Al igual que en los últimos años la recogida será mediante donativos económicos en caja. Con lo recaudado, al final de la campaña, desde Bancosol realizan compras de alimentos dependiendo de las necesidades de los colectivos a los que atienden. Gracias a esta donación económica los alimentos llegarán con mas vida útil a estas personas.

Bancosol atiende a más de 50.200 personas vulnerables (entre ellos 15.000 niños) a través de 169 entidades sociales. Por todo ello, desde Maskom Supermercados os animamos a participar en esta gran recogida y en realizar vuestros donativos.

En Maskom somos y apoyamos la solidaridad

Esta semana estuvimos apoyando la presentación de la ‘IV Gran Recogida Cofrade’ que llevará a cabo el Ayuntamiento de Málaga con la Agrupación de Cofradías de la capital. De esta forma, Maskom Supermercados ofrecerá sus supermercados para que los voluntarios de las distintas hermandades puedan realizar la recogida de alimentos el próximo 17 de diciembre, de 10.00 a 20.00 horas.

Con esta acción se espera poder apoyar a unas 5.200 familias en la cobertura de sus necesidades básicas con la recogida de alimentos y productos de higiene personal.  El año pasado se recogieron 100.000 kilos de comida durante la celebración de esta misma cita.
Las 28 hermandades que participan en esta acción son: Pollinica, Huerto, Salutación, Prendimiento, Salud, Humildad y Paciencia, Crucifixión, Gitanos, Pasión, Rocío, Sentencia, Penas, Humillación, Rescate, Salesianos, Sangre, Mediadora, Rico, Santa Cruz, Viñeros, Zamarrilla, Misericordia, Monte Calvario, Amor, Descendimiento, Traslado, Piedad y Dolores de San Juan.

Con todo, desde Maskom Supermercados nos sumamos a la petición del Ayuntamiento de Málaga y de la Agrupación de Cofradías de invitar a la ciudadanía a que participen y muestren su solidaridad y generosidad con quienes más lo necesitan.

Cuatro alimentos imprescindibles en otoño

Aunque ya podemos consumir casi todos los productos del mercado en cualquier época del año, en Maskom nos resistimos a dejar de recomendar los productos de temporada.

Esos que cada invierno, otoño, primavera o verano inundan nuestros supermercados al encontrarse en su mejor momento para el consumo.

Toma nota de algunos de los productos más esperados del otoño, y añádelos a la lista de la compra cuando nos visites.

¡CUATRO ALIMENTOS IMPRESCINDIBLES EN OTOÑO!

  • No hay otoño sin setas. Boletus, Níscalo, Seta de cardo…son muchísimas las setas que existen pero, casi todas, destacan por lo mismo: su intenso sabor. Puedes prepararlas de mil maneras diferentes pero, recuerda limpiarlas bien, sin usar mucha agua y cocinarlas como más te gusten.
  • La granada es seguramente una de las frutas más características del otoño ¡Y ya puedes encontrarla en nuestra frutería! La granada es fuente natural de vitamina C, aporta ácido fólico al organismo y gran cantidad de potasio.
  • Por supuesto, no puede quedarse atrás la chirimoya, rica en vitaminas A,B y C, así como en potasio, calcio, magnesio, hierro y zinc. Y sobre la que ya hemos hablado largo y tendido sobre sus innumerables beneficios.
  • El boniato o la batata, como comúnmente se conoce, tiene una gran concentración de nutrientes, generalmente hidratos de carbono, proteínas, vitaminas C, B6, B5, B1 y B2, manganeso, potasio, cobre y hierro.

Son sólo cuatro ejemplos de los muchos productos de temporada con los que te deleita el otoño y que puedes encontrar en nuestros supermercados. Así como las acelgas, coles, aguacates, caquis…¡y muchas más! Cuéntanos qué alimento no faltará en tu próxima cesta de la compra.

\"\"