Calabaza

¿Qué comer para mejorar la piel? (Parte I)

Esta semana venimos a hablarte de la piel y alimentación. Y es que, ya sabéis
que en Maskom Supermercados siempre os aportamos consejos útiles y
hablamos mucho de bienestar, pues no sólo queremos ayudaros a sentiros bien con las promociones que os traemos cada semana, sino que también queremos que llenéis vuestro carro de la compra con los mejores productos para aprovechar los beneficios de los alimentos.

La semana que viene os seguiremos contando más al respecto, así que tendrás que estar muy pendiente a la segunda parte.
Si lees los ingredientes con los que han sido formulados tus cosméticos, verás que aparecen algunas vitaminas. Incluidas en la formulación de los cosméticos son muy útiles, pero si las incluyes en tu alimentación, los beneficios serán superiores, así que presta atención:
Vitamina A. Protección frente al sol
Previene el daño celular y el envejecimiento prematuro de la piel porque protege contra la radiación ultravioleta e inhibe el crecimiento de las células cancerosas. Su ingesta es imprescindible en primavera, puesto que prepara la piel reforzándola frente al sol y ayuda a activar el bronceado y que este sea más intenso y duradero.
¿Dónde encontrarla? Las espinacas y otros alimentos de hoja verde aportan mucha vitamina A. Los betacarotenos se convierten en vitamina A una vez los ingerimos. Son fácilmente reconocibles, pues están presentes en la mayoría de alimentos de color rojo o anaranjado (zanahoria, calabaza, batata, tomates).


Vitamina B5. La reina de la hidratación

También conocida como ácido pantoténico, entre sus propiedades de belleza destaca la capacidad que tiene para hidratar la piel y la suavidad que aporta. Puede prevenir las arrugas y el envejecimiento y es estupenda a la hora de acelerar la curación de heridas o quemaduras.
¿Dónde encontrarla? Se encuentra en mayor medida en la yema de huevo y en alimentos de casquería, como el hígado y los riñones. También en los cereales enteros, legumbres, champiñones y en la leche y derivados.

Vitamina B7. La densidad capilar
También llamada biotina, es la responsable de un cabello, unas uñas y una piel sanas.
Ayuda a activar el crecimiento del cabello y lo redensifica. Se ha comprobado que también mejora las imperfecciones y el acné.
¿Dónde encontrarla? En las frambuesas, las legumbres, la yema de huevo, las nueces, la cebada, el salmón o los plátanos.
La semana que viene os hablaremos de otras vitaminas, así que, atentos a la segunda entrega de este post.

Sopa de Halloween de Calabaza y Queso

En una noche como la de halloween, existen ciertos elementos con un simbolismo especial. Un claro ejemplo, es la calabaza, habitualmente utilizada para adornar y decorar fiestas, eventos, cenas y casas. Como no podía ser menos, desde Maskom hemos querido compartir con todos vosotros una exquisita y terrorífica receta que tiene como protagonista a la calabaza.

INGREDIENTES

  • 1 Calabaza de unos 2 kg
  • 1 Brik (520 ml) de Leche evaporada IDEAL
  • 1 Pastilla de caldo de verduras.
  • 200 g de queso gruyer.
  • 200 g de crostones de pan tostado.
  • Pimienta
  • Sal

PREPARACIÓN

  • Cortar la parte superior de la calabaza (conservarla ya que utilizaremos la calabaza como sopera) y retirar las semillas del interior.
  • Disolver la pastilla de caldo en ½ litro de agua caliente.
  • Insertar en el interior de la calabaza los dados de pan y el queso rallado, verter la leche evaporada y el caldo y sazonarlo con pimienta. Tapar la calabaza con la parte reservada, ajustándola lo máximo posible, y cocerla a horno medio durante 1½ horas, aproximadamente, dependerá del tamaño y del tipo de horno.
  • Retirar la calabaza del horno y, con una cuchara grande, separar la pulpa de las paredes; mezclarla cuidadosamente con el resto de los ingredientes y rectificar la sal
  • En el momento de sacarla del horno es cuando se mezcla la pulpa de la calabaza, con el queso y los demás ingredientes.

\"\"

 

Cremas de Calabaza o Verduras

¡¡Ya llegó el Otoño!! Es la hora de empezar a sacar del armario toda la ropa que guardamos al comienzo de verano, aunque aún estamos con el veranillo, las temperaturas comienzan a fluctuar y nos avisan de que ya no estamos en verano. Una estación perfecta para disfrutar de ricas cremas de verduras con las que sacar tu lado más creativo y el chef que llevas dentro. Un plan perfecto para aquellos momentos en los que no dispones de mucho tiempo para cocinar pero quieres comer sano y saludable, y aportar tus gustos al plato y personalizarlos.

 

\"\"