Cocina

Cómo eliminar los gérmenes de casa

Tu hogar debe estar a salvo de virus y bacterias. Presta especial atención a la cocina y al baño, aunque también hay otros puntos de la casa que conviene revisar. Te contamos cómo mantener tu casa en perfecto estado de revista. Que en el baño o la cocina puede haber gérmenes lo podemos imaginar; en lo que tal vez no habíamos caído es que también los hay en otras zonas.

La cocina

La cocina puede albergar más bacterias que el baño. Presta especial atención a los paños de cocina. Tienen altísimos niveles de microbios, por lo que es importante lavarlos a menudo. Según algunos estudios, el fregadero tiene 100.000 bacterias más que el baño. Tras fregar los platos, de vez en cuando puedes repasarlo utilizando una mezcla del 70% de alcohol y el 30% de agua para eliminar microbios.

En la nevera, mantén siempre los alimentos almacenados por separado y según su tipología, para evitar contaminación cruzada. La tabla de cortar es un gran centro de gérmenes. Utiliza una de silicona para meterla en el lavavajillas después de cada uso.

El cuchillo puede provocar ranuras en las de madera, lugar en el que se acumularían las bacterias.

El cubo de la basura es el criadero de bacterias más peligroso de la cocina. Mantenlo alejado de la zona de preparación de alimentos. Limpia el cubo una vez por semana con una disolución de lejía o detergente.

El baño

Además del inodoro, debes prestar especial atención a lavar las toallas regularmente. Al menos, una vez por semana, para eliminar los gérmenes. La bañera. Puedes limpiarla con tu detergente habitual para baños, pero no olvides repasar la zona del desagüe, donde se acumulan restos de jabón y pelos. Retíralos con pinzas, aplica bicarbonato y aclara con agua caliente.

El vaso de los cepillos puede acumular hongos y microbios. Lávalo con agua y jabón de vez en cuando. Las baldosas, para acabar con las bacterias y los hongos que nacen entre las baldosas, limpia las juntas con una esponja o cepillo para zonas difíciles con agua oxigenada.

Otros lugares de la casa

Las alfombras. Pasa la aspiradora cada 15 días o, al menos, una vez al mes. Si tienes niños o mascotas, la limpieza debería ser incluso diaria.

Los tiradores de las puertas y los enchufes de la luz hay que desinfectarlos habitualmente. Pásales un paño impregnado en multiusos, alcohol o vinagre.

El colchón debe airearse cada día para que no acumule polvo. Protégelo con una funda anti-ácaros y lava la funda una vez al mes. Aspira el colchón a menudo por los dos lados.

El teclado del ordenador y el móvil también acumulan gérmenes y polvo, por lo que deben limpiarse regularmente. Para limpiar el teclado, lo priero es girarlo del revés y darle unos golpecitos por si han caído migas o restos. Luego, puedes pasarle unas toallitas húmedas o un paño impregnado en alcohol.

La pantalla del ordenador se limpia con la misma gamuza de las gafas. Si no queda bien, puedes impregnar la gamuza con agua destilada o con un producto específico y pasarla ligeramente humedecida por la superficie de la pantalla cuando el dispositivo esté desconectado. Lo mismo puede hacerse con el móvil, el cual puede limpiarse con un paño humedecido en alcohol. Y es importante no estar cocinando mientras estamos tocando el móvil, pues si no, esas bacterias las llevaremos a los alimentos que luego nos comeremos.

Qué utensilios faltan en mi cocina

¿Te gusta cocinar? ¿Disfrutas comprando nuevos utensilios para utilizar en tus recetas? Si todas las respuestas son un sí rotundo… ¡Este post de hoy te va a gustar! En Maskom sabemos que muchas veces pecamos de exceso o defecto con respecto a los utensilios de la cocina ¿Tenemos todo lo que necesitamos? ¿Sabemos para qué sirve cada cuchillo, rallador o cuchara?

En el #Maskomsejo de Maskom de hoy vamos a dar respuesta a algunas de estas preguntas para sacar siempre el máximo partido a nuestra cocina.

  • Cuchillo grande. Siempre, siempre, siempre hay que tener un buen cuchillo en casa. Si tenemos uno que no funciona bien o que, simplemente, usamos incorrectamente podemos estropear algunas recetas. Por ello recomendamos tener uno de al menos 10 cm de largo. Este nos servirá para picar verduras, frutas y carnes.
  • Ollas de varios tamaños. No es lo mismo preparar un puchero que cocer unas gamas y, por tanto, el tamaño de la olla tampoco puede ser el mismo. Algo parecido sucede con el número de personas que vayan a comer. Si vas a preparar una comida para tres, no debes utilizar una olla grande.
  • Batidora, picadora… ¡No pueden faltar en ninguna cocina que se precie! Además te serán muy útiles para ganar tiempo y preparar cremas, batidos…
  • 300 gramos de esto, medio kilo de aquello… ¿Echas las cantidades de los ingredientes a ojo? Compra un pequeño peso y no dejes nada al azar o la intuición.
  • Igual que con las ollas, debemos tener sartenes de diferentes tamaños para cocinar diferentes recetas.
  • Tablas para picar. Son muy útiles para evitar que se “contamine” la comida de bacterias y sirven para cortar o picar diferentes alimentos.
  • Es importante que tenga varias superficies para rallar, así puedes optar por cambiar el tamaño de lo que rayes, así como rodajas.

Y un largo etcétera. Ahora bien, cuéntanos qué utensilios no faltan nunca en tu cocina