comida sana

Regula tu flora intestinal cuidando lo que comes

La dificultad para ir al baño puede alterar nuestro bienestar. La alimentación es uno de los factores básicos que más influyen en la aparición del estreñimiento. Desde Maskom Supermercados te damos pautas para que puedas evitar las molestias, así que sigue leyendo.

Una de cada cinco personas sufre estreñimiento. Este es, por tanto, un problema que aparece con frecuencia y que repercute en la calidad de vida del que lo sufre. Una dieta adecuada es clave para evitarlo y tener un tránsito intestinal sin alteraciones. Hablamos de estreñimiento cuando la persona hace menos de tres deposiciones a la semana. Además, las heces son duras, escasas y secas, por lo que hay que hacer un gran esfuerzo al ir al baño. En general, el estreñimiento puede obedecer a un conjunto de causas que repercuten sobre el patrón defecatorio.

En el estreñimiento influyen, además de la dieta y el sedentarismo, la genética y otras alteraciones, como el desequilibrio en la microbiota intestinal (las diversas bacterias que hacen que el sistema digestivo funcione adecuadamente). “El sedentarismo aumenta el riesgo de padecer estreñimiento, especialmente en aquellas personas encamadas”, explica el doctor Fernando García Pérez-Sevillano, endocrinólogo del Hospital Vithas de Sevilla.

También afecta el estado emocional: “El estrés puede alterar el tránsito intestinal, provocando tanto estreñimiento como diarrea en momentos puntuales, por lo que es importante controlarlo adecuadamente”, aconseja el experto. Muchas personas que no lo eran se vuelven estreñidas tras tomar algún medicamento o cuando cambian sus hábitos diarios para ir al baño. Por ello, se debe atender al impulso para evacuar en el momento en que se produce y no posponerlo, pues la contención puede conducir a padecer este problema. También los viajes pueden provocar dificultades en este sentido: “Muchas veces al viajar cambiamos el tipo de alimentación y nuestra rutina a la hora de ir al baño. Una medida fundamental es intentar habituarse a ir de vientre en un momento determinado del día (generalmente por la mañana, después del desayuno, porque es el momento en el que los movimientos intestinales son mayores)”, detalla el doctor García Pérez-Sevillano.

La alimentación juega un papel fundamental en la aparición del estreñimiento. Cuidar lo que se come es una estrategia muy efectiva para combatirlo. ¿Qué alimentos debemos incluir para luchar contra el estreñimiento? La primera medida que se recomienda es aumentar la ingesta de fibra. “La fi­bra más adecuada es la no fermentable (insoluble), como la que contiene la avena y algunos cítricos o legumbres, porque con ella aumenta el volumen de las deposiciones (captan poca agua) y acelera el tránsito digestivo”, puntualiza el endocrinólogo. Pero ¿podemos tomar toda la ­fibra que deseemos para no estar estreñidos? “Uno de los efectos indeseables de la ­fibra es que puede aumentar la acumulación de gases y producir flatulencias, por lo que para evitarlo es conveniente aumentar, poco a poco, el consumo de esa ­fibra”, recomienda el experto. Al margen de incrementar los alimentos con ­fibra en el menú, el doctor Fernando García apuesta por “beber su­ficiente líquido, especialmente agua”.

Hay algunos alimentos que claramente ayudan a mantener una regulación intestinal, mientras que otros pueden actuar en sentido contrario. Por eso, a la hora de hacer la lista de la compra para acudir a Maskom Supermercados hay que tener en cuenta cuáles son los que ayudan a mejorar el estreñimiento: los alimentos con alto contenido en fi­bra, como los cereales integrales, algunas frutas (ciruelas, kiwi, naranjas, manzanas, peras o plátanos), también, las legumbres y verduras como el brócoli, la coliflor, el pimiento verde y la calabaza. Asimismo, el consumo de yogures y leches fermentadas puede mejorar bastante la frecuencia de las deposiciones. Los alimentos que no contribuyen a mejorar el estreñimiento son “aquellos exentos de ­fibra, como las proteínas (huevos, carne, pescado), azúcares, grasas (aceite) o con bajo contenido en ­fibra como judías verdes, calabacín, tomate, lechuga, acelgas, melocotón, piña o cereales no integrales”, explica el doctor Fernando García Pérez-Sevillano. El arroz o la patata cocida son astringentes y bene­fician en caso de padecer gastritis o diarrea. Además, son fáciles de masticar y digerir.

Receta de fondos de alcachofas rellenos de setas

Si quieres preparar esta receta que te proponemos hoy acude ya a tu Maskom Supermercados más cercano para comprar todos los ingredientes que necesitas:

  • 300 g de setas de temporada variadas
  • 8 alcachofas
  • 1 cebolleta
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 100 ml de caldo de verduras
  • 50 ml de nata
  • 1 cucharada de harina
  • 50 g de queso rallado
  • 1 limón
  • Unas ramitas de perejil rizado
  • Pimienta molida
  • Sal

Elaboración:

❍ Cortar los rabillos y las puntas de las alcachofas, retirar las hojas duras exteriores y dejar solo los fondos. Con una cucharita, rascarlos para retirar el heno. Rociarlos con zumo de limón.

❍ Poner los corazones de alcachofa en una cacerola con abundante agua, 1 cucharada de harina y sal; llevar a ebullición. Cocer a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente. Escurrir y reservar.

❍ limpiar las setas con un paño húmedo, picarlas y saltearlas en una sartén con el aceite caliente; escurrirlas. Verter la nata en un bol y agregar las setas; salpimentar. Rellenar las alcachofas con esta preparación y espolvorear con queso rallado. Meter en el horno 10 minutos a 180 ºC. 

❍ Picar la cebolleta, rehogarla y agregar el caldo de verduras y el perejil. Dejar reducir a la mitad. Rociar las alcachofas rellenas con esta salsa y servir.

¿Sabes cómo te afectan los ruidos cotidianos?

Los sonidos fuertes y las interferencias que podemos sufrir en una conversación alteran nuestro ritmo cardíaco y aumentan el estrés, hasta el punto de que pueden llegar a afectar a nuestra salud. ¿Lo sabías? Pues hoy en Maskom Supermercados te lo contamos.

Desde el zumbido de un electrodoméstico, a una televisión demasiado alta, o el sonido del tráfico en una calle muy transitada. Son ruidos a los que nos terminamos por acostumbrar hasta el punto de no oírlos, es decir, los tenemos tan interiorizados que no nos molestan, aunque eso no quiere decir que no nos perjudiquen. El centro de investigación auditiva Eriksholm ha liderado un estudio centrado en cómo la audición influye en la salud del corazón. De acuerdo con esta investigación, el ritmo de contracciones del corazón se incrementa en períodos en los que se oyen ruidos más fuertes, ya que es necesario realizar un mayor esfuerzo para escuchar los sonidos relevantes, mientras que una escucha más clara, incluso cuando los sonidos son intensos, reduce la frecuencia cardíaca y, por tanto, minimiza también los niveles de estrés.

Como conclusión: los expertos coinciden en que los sonidos y ruidos cotidianos influyen en, aproximadamente, un 4% de la fluctuación en la frecuencia cardíaca media, siendo estas alteraciones posibles desencadenantes de problemas de estrés o cardíacos.

El ruido, que, en esencia, es un sonido no deseado, puede llegar a ser muy perjudicial para la salud. A través de la tecnología auditiva, podemos ser capaces de ayudar a mejorar la salud de los usuarios de audífonos, tanto en lo que respecta a la audición como a nivel cerebral y cardíaco”, aclara el otorrino José Luis Blanco, quien comenta que es fundamental “reducir el esfuerzo en la escucha de las personas con pérdida de audición, algo que, a la vista de los resultados de nuestras investigaciones, es de vital importancia para proteger su salud”.

Así pues, los nuevos audífonos están diseñados para limpiar de sonidos no deseados nuestro entorno, de manera que puedan beneficiarse todas aquellas personas que sufren con esos ruidos cotidianos.

La Organización Mundial de la Salud considera los 50 db como el límite superior deseable. Más de una cuarta de la población vive por encima de estos niveles. Sin embargo, con unos pequeños cambios, podemos lograr un mundo más silencioso y apacible.

❍ El tráfico es uno de los grandes problemas en las ciudades. No utilizar el claxon, si no es necesario, y respetar los límites de velocidad son una gran ayuda.

❍ En casa. Muchas veces, es imposible mejorar el aislamiento acústico de las viviendas, pero hay trucos que pueden funcionar. Por ejemplo, el papel rugoso es un excelente aislante, algo similar a lo que ocurre con las cortinas o las alfombras.

❍ Volumen de los aparatos electrónicos. La pérdida auditiva suele ser progresiva y no nos damos cuenta hasta que es demasiado tarde. Controlar el volumen de la televisión es vital: ajústalo al mínimo posible, para que no te acostumbres a uno mayor.

¿Qué comemos hoy? ¡Pasta fresca!

Otro día más pensando qué hacer de comida, sin ganas de pasarte horas en la cocina y con el antojo de algo rico, sabroso y muy apetecible. ¿Sin ideas? Ante estos requisitos, en Maskom Supermercados te recomendamos una opción que se ajusta perfectamente y que, además, es ideal para toda la familia. ¡Sí, un buen plato de pasta fresca!

La pasta fresca de Rikisssimo es una preparación muy sencilla, pero a la que puedes aportarle todo el sabor siguiendo tus propios gustos y necesidades. Y es que pocos ingredientes son tan versátiles como los tagliatelle al huevo Rikisssimo. Tan fácil como abrir el envase, dejarlos hervir los minutos que se indican (en este caso, 4 minutos), escurrirlos bien y aderezarlos con los ingredientes que más triunfan en casa. Unos taquitos de beicon y un buen chorro de aceite de oliva Alteza siempre gustan, con chorizo y salsa de tomate. Todos querrán repetir y, si salteas unas setas, también están para chuparse los dedos. Y qué decir de la versión oriental, con unas gambas y un poco de salsa de soja…

Para complementar la pasta fresca y lograr un plato redondo, las mejores aliadas que puedes encontrar son las salsas de Rikisssimo. Abrir, calentar, verter sobre la pasta y… disfrutar. Tan rápido y cómodo como sabroso y delicioso.

Más fácil todavía lo ponen las pastas frescas rellenas Rikisssimo. Su variedad está pensada para que siempre tengas una con la que todos en casa vais a disfrutar, ya seáis de carne, verduras o unos enamorados de los quesos. Elaboradas con ingredientes de calidad, y evitando todo potenciador de sabor para ofrecer un producto más casero, las cuatro versiones de Rikisssimo serán las preferidas de toda la familia. Y más aún de quien cocina, por lo cómodas que son. ¿Todavía no sabes qué vas a comer hoy?

Según un estudio de Oxfam, la pasta es el alimento más popular del mundo, por encima de otros tan potentes como el arroz, la pizza o las hamburguesas. No hay casa en ningún rincón de la Tierra en la que no se haya cocinado una buena pasta. Eso sí, es 100 % dieta mediterránea y tanto griegos como romanos, en la antigüedad, ya la cocinaban.

Trucos para hacer un táper saludable

En Maskom Supermercados te damos hoy algunas claves para preparar un táper saludable que puedas llevarte a la oficina. Lo recomendable es prepararlo siguiendo la estructura del plato de Harvard que es dividirlo en cuatro: vegetales, granos integrales, proteína saludable y frutas.

El 50% del recipiente tiene que estar compuesto por frutas y vegetales. Cuanto más variados y de colores mejor, y no incluir patatas.

Un 25 % del plato tiene que ser pan, pasta o arroz en su versión integral (grano entero). El otro 25 % restante puede ser pescado, pollo, pavo conejo, legumbres o frutos secos.

La planificación es clave, así que puedes hacerte un horario semanal como por ejemplo este que te proponemos:

  • Lunes: carne
  • Martes: legumbres
  • Miércoles: pasta
  • Jueves: pescado
  • Viernes: arroz

Recuerda que estas opciones siempre tienen que ir acompañadas de verdura, de primero o como guarnición. Si en cambio prefieres un plato único, sigue el modelo de Harvard. La variedad es clave para que no parezca que estamos comiendo de rancho. Llena la despensa con alimentos reales y productos frescos, no te resignes a prepararlos siempre de la misma forma y cuida el aliño. El aderezo es básico porque aporta color, sabor y textura. Da un toque con especias, condimenta con alguna salsa casera (aguacate, tomate) o una vinagreta elaborada con limón y aceite. Recuerda que debes llevarla en un bote aparte y añadirla cuando te sientes a la mesa.

No es lo mismo estar en una oficina que tenga microondas y nevera que si, por el contrario, estos electrodomésticos brillan por su ausencia. Si no tenemos frigorífico, hay que tener cuidado con marisco, huevo, pescado, carne y lácteos. Si tienes posibilidad de refrigerar y calentar la comida, las posibilidades son infinitas (lasaña, potaje, estofado, algún arroz que quede suelto o pasta).

Vichyssoise de coco con lentejas

Hoy, desde Maskom Supermercados, queremos traerte esta receta apta para celíacos y sin lactosa. Esta receta es para 4 personas y seguro que sorprende a tus familiares. 

INGREDIENTES:

  • 2 puerros (solo la parte blanca y troceada)
  • 2 patatas (peladas y troceadas)
  • 600 ml de caldo de pollo ALTEZA
  • Pimienta en molinillo
  • 250-350 ml de leche de coco
  • 4 cucharadas de lentejas cocidas
  • Unas hojas de cilantro
  • Curry
  • Sal

ELABORACIÓN:

Hay que poner el aceite y el puerro en una olla. Dejarlo pochar. A continuación, agregar las patatas y dos minutos después el caldo de pollo ALTEZA y la pimienta. Dejar que cueza. Añadir la leche de coco a la olla de la verdura, fuera del fuego, y triturar. Pasarlo por colador chino para lograr un acabado óptimo. Emplatar con la vichysoise, una cucharada de lentejas, el cilantro picado y unas gotas de aceite virgen con el curry

Refuerza tus defensas cuidando tu microbiota

La microbiota es fundamental para nuestro sistema inmunitario y, sin embargo, es una gran desconocida. Por eso hoy, desde Maskom Supermercados, queremos hablarte de ella y de cómo nos protege.

En primer lugar tenemos que preguntarnos qué es exactamente la microbiota y cuáles son sus funciones. La flora o microbiota intestinal se considera un órgano metabólico con funciones en la nutrición, la regulación de la inmunidad y la inflamación sistémica, según explica la doctora Jimena Abilés, especialista del Comité de Nutrición de la Fundación Española del Aparato Digestivo (fead). Asimismo añade: “Ejerce un importante efecto sobre la respuesta inmune del ser humano”. Y es que la microbiota está conformada por todos los microorganismos, entre ellos, bacterias beneficiosas, que permiten que ciertos órganos funcionen con normalidad.

Cada persona tiene su propia microbiota, que se va configurando desde antes del nacimiento. “Cada individuo posee una comunidad microbiana peculiar que depende de su genotipo y de la exposición temprana a los microorganismos de su entorno, pero también de la dieta, los cambios de estilo de vida o las terapias frente a las infecciones”. En este sentido, factores como el tipo de parto (si ha sido natural o mediante cesárea), el modelo de lactancia, si se crece en un entorno rural o urbano, si se han tomado muchos antibióticos, si se ha nacido en un país desarrollado o en uno en vías de desarrollo… influyen para que la microbiota proteja más o menos.

Una dieta inadecuada afecta negativamente a la microbiota. “Lo que comemos influye mucho en la estructura y en la composición de las comunidades microbianas del intestino”, indica Abilés. Se ha comprobado que aquellos que tienen una dieta rica en fibra (con abundancia de fruta, raíces y tubérculos) y muy baja en grasas presentan una microbiota mucho más diversa, lo que garantiza unas defensas más fuertes. Por el contrario, cuando hay un predominio de alimentos proteicos y de grasa y un déficit de fibra, las bacterias propias del intestino tienen más dificultades para metabolizar los carbohidratos complejos.

Hay varios problemas de salud que pueden surgir y que pueden estar relacionadas con disfunciones en la flora, como la obesidad, la diabetes y el hígado graso. También se está estudiando la asociación ente disbiosis (desequilibrio de la microbiota intestinal) y enfermedades gastrointestinales como el intestino irritable, la enfermedad de Crohn e incluso la celiaquía.

Existe una serie de factores que protegen la microbiota y, con ella, nuestro sistema inmunitario:

❍ Parto natural.

❍ Lactancia materna.

❍ No vivir en un entorno con estándares de higiene excesivos.

❍ Ejercicio físico.

❍ No consumir demasiados antibióticos.

❍ Mantener a raya el estrés.

❍ Seguir una dieta saludable rica en vegetales y alimentos con fibra.

Nuevo folleto del mes de febrero

Ya tenemos aquí el nuevo folleto de febrero, en el que te traemos grandes productos a precios bajos, como por ejemplo el litro del aceite de oliva virgen extra de Alteza a 7,95 euros.

Asimismo, encontrarás otras muchas promociones y descuentos para que puedas llenar tu despensa entera y tu nevera. Te destacamos también en portada ofertas tales como el tomate frito mini brick de 3 unidades a 1,79 euros; o el pack de 12 latas de la cerveza San Miguel especial a 5,95 euros y el detergente líquido activo ahorro Colon de 100 dosis a 9,95 euros.

Además, te traemos descuentos en congelados como las mini pizzas jamón y queso de Alteza a 1,99 euros; o en refrigerados como la ensalada rusa con atún de 240 gramos de Argal a 1,50 euros.

En frutería, te destacamos la bandeja de 750 gramos de manzana Golden, fuji, gala, red y gran Smith Marlene a 1,95 euros.

Hay muchas otras promociones por menos de 1 euros como por ejemplo la del caldo de verduras líquido de 1 litro Alteza a 0,90 euros, o la del pan de molde integral de 460 gramos Alteza a 0,79 euros.

Consúltalas todas en https://www.maskom.es/folleto/

Alimentos para mejorar la piel (Parte II)

Alimentos para mejorar la piel (Parte II)

Continuamos con la segunda parte del post que te traíamos la semana pasada. Así que si no lo leíste, ya sabes qué tienes que hacer antes de seguir con la lectura de este artículo. Seguimos hablándote de cómo puede ayudarte la alimentación a mejorar vuestra piel. 

Vitamina B12. A tope con el buen tono

Es responsable de la formación de glóbulos rojos y es considerada una vitamina antienvejecimiento. Destaca, además, por regular la pigmentación de la piel e iluminarla unificando el tono.

  • ¿Dónde encontrarla? Los alimentos más ricos en vitamina B12 son la levadura de cerveza, las sardinas, el marisco, el caviar y el hígado.

Vitamina C. Firmeza y luminosidad

Además de sus propiedades antioxidantes, es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para la construcción y mantenimiento de los tejidos, al estimular la síntesis de colágeno, la proteína que forma la estructura básica de la piel. También aumenta la luminosidad de la piel.

  • ¿Dónde encontrarla? Las frutas con más contenido en vitamina C son la acerola, el camu camu, la grosella negra, el kiwi, el caqui, la papaya y la fresa. Y, entre las hortalizas y verduras, destacan especialmente las guindillas verdes, el pimiento rojo, el brócoli y las coles de Bruselas. También son una fuente importante de vitamina C hierbas aromáticas como el tomillo o el perejil.

Vitamina D. La gran ayuda antioxidante

Ayuda al cuerpo a absorber el calcio para que los huesos y los dientes estén sanos y fuertes. Lo que muchos no saben es que la vitamina D es un potente antioxidante,

superior a la vitamina E en cuanto a la reducción de la oxidación lipídica o de grasas y a la hora de estimular enzimas que protegen frente a la oxidación.

  • ¿Dónde encontrarla? El cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Con una adecuada exposición solar, 5 o 10 minutos diarios al sol sin FPS, y una correcta alimentación que incluya lácteos, pescados azules y cereales, sería suficiente para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

Vitamina K. Lucha contra las ojeras 

La vitamina K descongestiona la piel activando la circulación. De este modo, combate el enrojecimiento cutáneo y la cuperosis. Resulta estupenda para eliminar bolsas y ojeras.

  • ¿Dónde encontrarla? Está presente en hierbas frescas como la albahaca y la salvia, en los vegetales de hoja verde (lechuga, acelga, espinaca, grelo, berro, repollo…), verduras como el brócoli o las coles de Bruselas, los huevos, los cereales o la carne roja.

Receta de croquetas caseras

Esta semana hemos celebrado el ‘Día de la Croqueta’ y, aunque en Maskom
Supermercados puedes encontrar una amplia variedad de croquetas, todas ellas riquísimas, y de nuestra marca propia Alteza, como las que te mostramos en nuestra imagen. Si eres de los amantes de la cocina y quieres preparar tú mismo tus propias croquetas, te dejamos por aquí una receta para que puedas elaborarlas en casa.

Ingredientes:
1 cucharada sopera de aceite de oliva
2 cucharadas soperas de harina
1/4 litro de leche o un poco más
1 huevo

100 g de pan rallado
Nuez moscada
Sal

Modo de preparación:

  • Tostamos la harina para la bechamel: Se pone la sartén en el fuego con el aceite.
    Cuando esté un poco caliente se aparta la sartén y se va echando con una
    cuchara de madera la harina a la sartén, moviéndola hasta que se vea que se hace masa. Es importante removerla durante 3 o 4 minutos para que se tueste la harina y las croquetas no sepan a harina cruda.
  • Bechamel: Ponemos nuevamente la sartén en el fuego flojo y se añade la leche poco a poco; sin parar de mover la masa hasta que esté cocida y consistente.
    Entonces se añade la nuez moscada, un poco de sal y el ingrediente elegido
    picado, como por ejemplo jamón o pollo. Se deja cociendo en la sartén sin parar de moverla hasta que se espese.
  • Una vez espesa la bechamel, se vacía en una fuente y se deja enfriar fuera de la nevera durante una hora aproximadamente. Después, se mete en la nevera unas dos horas como mínimo, tapándola con papel film para que no se seque. Esto hasta que la masa se enfríe del todo y quede bien espesa…
  • Damos forma a las croquetas caseras: Se baten los huevos aparte. Una vez fría la masa, con mucho cuidado y con la ayuda de dos cucharas, una en cada mano, ve formando y moldeando las croquetas del tamaño de la cuchara más o menos. Ve pasándolas por el huevo y la dejas en el plato del pan rallado. Ahora con las dos manos recoge la croqueta al mismo tiempo que coges un montón de pan rallado con las manos, para que no se te pegue a los dedos. Empana bien la croqueta y dale la forma, que quede bien cubierta y compacta. Cuando ya estén todas empanadas, mételas en la nevera una hora.
  • Freímos las croquetas: Se fríen en bastante aceite caliente, que las cubra. Dales la vuelta con cuidado y ten cuidado porque se queman muy rápido. Cuando se ponen doradas se sacan y se ponen a escurrir sobre papel de cocina. ¡Y a comer!