Crowe

La cesta del cliente de Maskom Supermercados es la de un consumidor comprometido

La sostenibilidad medioambiental y la salud son dos valores que van calando en la sociedad del siglo XXI y es algo por lo que siempre hemos apostado, y apostamos, en Maskom Supermercados. Por fortuna, esta creciente concienciación va tomando cuerpo no solo entre los consumidores sino también en la mayoría de sectores productivos, en los que la alimentación tiene un rol fundamental. En este contexto, el reto a corto y medio plazo de nuestras marcas propias es inequívoco: mantener el compromiso en pro de la salud de las personas y de la sostenibilidad medioambiental.

Para nuestras marcas propias como Alteza, Deleitum, Selex, Tandy y Crowe, la calidad, la seguridad alimentaria y la alimentación saludable son una prioridad. Queremos contribuir activamente hacia una alimentación consciente, saludable, equilibrada y de calidad para toda la familia, por lo que nuestro objetivo es reducir la sal, el azúcar y las grasas de cierto grupo de alimentos de nuestras marcas y destacar las propiedades saludables de los productos con beneficios nutricionales.

En esta línea, los consumidores pueden encontrar en nuestros Maskom Supermercados y bajo estos criterios de alimentación saludable, productos con menos azúcar, menos sal, sin azúcares añadidos, menos grasas saturadas, menos aportación calórica y productos con calcio, ácidos grasos omega 3, fuentes de proteínas, etcétera. Así, nuestras marcas propias trabajan para promover una alimentación sana, equilibrada y consciente.

Quiérete +

Todos nuestros productos son de una alta calidad y con ingredientes saludables. Aún así, encontrarás con el logo ‘Quiérete +’ en las etiquetas de los productos Alteza para detectar más fácil los productos que son una fuente de calcio, sin grasa y alto contenido en proteínas.

Además, desde nuestras marcas propias apostamos por el bienestar animal, como por ejemplo en la leche fresca de pastoreo certificada con el sello AENOR de bienestar animal garantizando que las vacas pastan libremente en el prado alimentándose de hierba natural durante un mínimo de 5 horas al día.

Por supuesto, nuestras marcas también apuestan por la sostenibilidad medioambiental. Por ejemplo la fórmula de nuestro papel ecológico Selex 100% reciclado. La materia prima que se utiliza en la fabricación proviene de papel recuperado y en su proceso de fabricación se ahorra un 50% de agua, un 50% de COy un 20% de energía. Con el compromiso que hemos adquirido de la reducción del plástico virgen, el envase contiene un 50% de plástico reciclado. Más que una fórmula es una apuesta por el planeta.

Con el otoño llega la caída estacional del cabello

Con la nueva estación llega también la caída del cabello, así que desde Maskom Supermercados os contamos algunos hábitos para que presumas de un cabello fuerte y sano y evitar la caída del pelo.

La media de caída estimada es de entre 80 y 100 cabellos al día. Sin embargo, en ocasiones, esta caída puede aumentar por factores como el estrés, una mala alimentación o el cansancio acumulado, por lo que, en estos casos, conviene acudir a un especialista. A finales de verano y principios del otoño es normal que aumente la caída del cabello, es la conocida caída estacional en la que el cambio de estación afecta de forma significativa al cabello, al igual que sucede en la naturaleza. Se trata de una caída necesaria, ya que ayuda a renovar el cabello, retomando con normalidad su crecimiento tras uno o dos meses.

El ciclo de regeneración del cabello, explicado a grandes rasgos, consta de tres fases: la fase de crecimiento, la de reposo (en la que deja de crecer durante unas tres semanas) y la de reemplazo (en la que el cabello se cae). Aunque es un ciclo que se repite, el cambio de estación puede afectar provocando un aumento de la pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres. De todas formas, a pesar de que sea un proceso natural, es importante preparar el cabello para intentar reducir esa caída con un cabello más fuerte y sano. Desde los alimentos que ingieres hasta el champú que usas a diario pueden intervenir en el proceso. Sigue estos consejos, que te ayudarán a proteger el cabello, y evita la caída estacional tanto en otoño como en primavera.

Alimentación

Sin duda, es una parte muy importante del cabello, dado que somos lo que comemos. Una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales es clave no solo para reducir la caída estacional, también para mantener una melena sana, fuerte y brillante durante todo el año. Algunos de los alimentos que contribuyen en el cuidado del cabello son los cítricos, el huevo, los lácteos, los frutos secos, las legumbres y el aceite de oliva.

Hay ciertos momentos en la vida de una persona en los que las vitaminas y los minerales que ingiere al cabo del día no son suficientes para las necesidades

del cuerpo y debe tomar una dosis extra. Afortunadamente, hoy en día, hay muchos complementos vitamínicos que ayudan a fortalecer el cabello, tanto durante todo el año como para caídas estacionales como la que sucede en otoño. Estos suplementos deben contener vitaminas del grupo B, zinc, hierro y selenio.

Productos que te ayudan

Los productos de cuidado diario cumplen una función esencial en el mantenimiento de la melena y en un cabello fuerte y sano. En cuanto a los champús, lo mejor es optar por fórmulas suaves que respeten tanto el pelo como el cuero cabelludo en sí, evitando las irritaciones, como el Champú 0% de Crowe (con un 0 % de sulfatos, colorantes, cloruro sódico y siliconas) o la Mascarilla 0% de Crowe (con un 0% de sulfatos y cloruro sódico). También es importante realizar un buen masaje capilar a la hora del lavado, ya que esto hará que los poros se mantengan limpios y libres de cualquier impureza.

En el caso de las herramientas de peinado, conviene prescindir de ellas lo máximo posible. El secador debería usarse a una distancia mínima de unos 30 centímetros y, si es con aire frío, mucho mejor. Aplicarte previamente un producto que proteja el pelo del calor debería ser un indispensable en tu rutina del cuidado capilar.

La forma en nos peinamos también influye, ya que los peinados y recogidos que ejercen tensión sobre el pelo hacen que este sea más propenso a caerse.

Es importante optar por cortes de pelo y peinados que te permitan llevar el pelo suelto el mayor tiempo posible. Además de los peinados, otras acciones,

como frotarlo fuerte y escurrirlo después de los lavados, también contribuyen a deteriorar la hebra capilar y, por tanto, a fomentar la caída.

Luce un pelo impecable con el champú y la mascarilla Total Repair de Crowe

¿Quieres lucir un pelo impecable esta temporada? Es muy fácil hacerlo gracias al cuidado que te promociona el Champú y la mascarilla de nuestra marca Crowe TOTAL REPAIR.

Son muchos los factores que pueden repercutir negativamente en la salud capilar a diario: un tinte, un alisado, el uso de las planchas o el secador, un cepillado poco cuidadoso… Y el sol tampoco ayuda, ya que se encarga de deshidratarlo. ¿Qué puedes hacer cuando el pelo ya está dañado? Algo tan sencillo como utilizar champús y mascarillas reparadoras.

La elección del champú es fundamental. Después de desenredar el cabello con cuidado, llega el momento del champú. Una buena opción es el Champú Total Repair 0 % de Crowe, que está formulado con una exigente selección de caviar verde y cápsulas de algodón que revivirán la salud de tu cabello. Naturalmente, no posee siliconas, sulfatos,

colorantes ni cloruro sódico.

Utilizar mascarilla es un producto imprescindible, sobre todo, para las melenas perjudicadas. Eso sí, utiliza una mascarilla que tampoco contenga sulfatos o cloruro sódico, como la Mascarilla Total Repair 0 % de Crowe, con aceite de macadamia, ideal para los cabellos más difíciles y exigentes. Usadas semanalmente, las mascarillas ayudan a reconstruir el cabello con los mismos ácidos de un pelo sano.

La mejor manera de aplicarla es con tiempo y sin prisa, porque hay que dejarla actuar varios minutos. Aunque te la puedes poner en la ducha, tras lavar el pelo, algunos expertos recomiendan hacerlo después. Para ello, colócala en un bol y aplícala con una brocha sobre el cabello húmedo, de medios a puntas, que es donde está más dañado. Déjala actuar de 3 a 5 minutos y enjuaga tu cabello. Un buen consejo es que, tras aplicártela, enrolles el pelo sobre la cabeza y lo cubres con un gorro de ducha para que sus efectos se multipliquen. Además, te recomendamos que apliques semanalmente una mascarilla provista de principios activos hidratantes y nutritivos que cubran la cutícula del cabello.