dietas saludables

Salmón a la cerveza

INGREDIENTES:

  • 4 lomos de salmón
  • 16 cebollitas
  • 100 g de espinacas
  • 500 ml de cerveza
  • 5 dl de aceite
  • Un pellizco de nuez moscada
  • Eneldo fresco
  • Pimienta y sal.

ELABORACIÓN:

  • Retirar los tallos a las espinacas y ponerlas en un cazo con 1 cucharada de aceite a fuego vivo. Sazonar con nuez moscada, pimienta y sal. %ejarlas hasta que hayan perdido toda su agua.
  • Retirar del fuego y picarlas con cuchillo. Reservar.
  • Pelar las cebollitas y dorarlas en 2 cucharadas de aceite. Salpimentar. Sazonar el salmón con pimienta y sal. Poner la cerveza en un cazo al fuego y reducir a la mitad.
  • Disponer el pescado en una fuente, rociar con la reducción de cerveza y meter 8 minutos en el horno a 180ºC. A mitad de la cocción, dar la vuelta. Servir el salmón espolvoreado con eneldo y acompañado con las cebollitas y las espinacas.

Ensalada de atún

Ingredientes: 

-Rúcula y lechuga de roble Alteza

-Filete de atún

-Semillas de lino tostadas

-Almendra picada tostada

-Jengibre

-Salsa de soja

-Aceite de Oliva Virgen Alteza

Comino en polvo Alteza

Tomates Cherry

Elaboración:

Corta el atún en dados y ponlo en una bandeja honda. Echa salsa de soja, jengibre, comino y deja reposar. Saltea las semillas de lino y las almendras. Pon la lechuga y la rúcula en un táper. Encima, coloca, por este orden: el atún macerado, los cherry partidos a la mitad, las semillas y las almendras y aliña con aceite. Cierra el táper hasta que llegue el momento de comer la ensalada. 

Cómo combatir el insomnio

Si te cuesta conciliar el sueño, si te duermes muy rápido y luego despiertas muy pronto, o tus ciclos se sueño consisten en dormir-despertar, dormir-despertar constantemente cada noche, estás sufriendo insomnio. Esta alteración del sueño es un síntoma, una señal de que algo pasa en tu cuerpo y hay que buscar la causa que la provoca para acabar con ella.

Algunas son muy conocidas, como tomar muchos estimulantes (café, cola, drogas…), trabajar de noche y tener que dormir de día… También hay enfermedades mentales que lo provocan, como el Alzheimer o la esquizofrenia. Pero la causa más frecuente en los adultos de esta sociedad en la que vivimos, es el acúmulo de tensión durante el día. El origen puede estar en nuestra forma de ser: por exceso de responsabilidad, porque nos preocupamos por todo y tendemos a somatizar e interiorizar el estrés, y cuando llega la noche, el sueño no aparece. Entonces se convierte en una bola de la que no hay manera de salir: dormimos mal y estamos mal al día siguiente y entonces dormimos peor durante la noche.

Factores de riesgo:

  • El ritmo de vida actual: no tener unos horarios fijos, no disponer de horas de descanso o tiempo para realizar pequeñas paradas y desconectar nuestro cerebro, pensar que el trabajo está por encima de todo, pasarse la noche confeccionando la lista de cosas pendientes para el día siguiente o no encontrar un momento para realizar tareas que no tengan nada que ver con las obligaciones y que permitan que nuestro cerebro desconecte para que, cuando llegue el momento de dormir, pueda descansar bien.
  • La tecnología. No ayuda la luz azul de los móviles y las tablets y que provoca que el cerebro no fabrique melatonina, la llamada hormona de la oscuridad, necesaria para que llegue el sueño.
  • Además, hay un factor ligado a las hormonas. Así, las mujeres, unos días antes de tener la menstruación tienen un cambio en la serotonina y esto le afecta también al sueño. Igualmente, durante el embarazo o la menopausia, la mujer puede pasar por estados de insomnio.

Cómo solucionarlo

  • Hay que partir de la idea de que el sueño se prepara, no viene de golpe, igual que la oscuridad y la luz. Durante la vigilia la actividad de nuestro cerebro debe ir descendiendo poco a poco para que pueda aparecer el sueño, la noche.
  • El crepúsculo de nuestro cerebro también es importante, por lo que dos horas antes de dormir tenemos que aparcar cualquier instrumento que nos impida la desconexión de nuestro cerebro y realizar alguna tarea que no tenga nada que ver con nuestras obligaciones diarias. La solución está cerca: que la luz que usemos a última hora de la tarde sea cálida, de color naranja, que permita la creación de melatonina.

Receta de marineras murcianas

Con este buen tiempo apetecen comidas más ligeras y, para eso, nada mejor que las típicas tapas que tenemos en nuestro país. Así que hoy nos vamos a desplazar hasta la Comunidad Murciana para traeros una tapa típica de allí, aunque aquí en Málaga podemos adaptarla con nuestros típicos boquerones en vinagre.

Para elaborar estas marineras murcianas podemos decir que sólo necesitáis los ingredientes típicos de una ensaladilla rusa, pan y anchoas o, nuestra recomendación desde Maskom Supermercados, como os decíamos, sustituirlas por boquerones en vinagre. Os dejamos la relación de ingredientes típicos de esta receta (que no es exactamente igual que la típica ensaladilla rusa) y el paso a paso.

Ingredientes:

  • 500 g de patatas
  • 2 huevos
  • 100 g de atún en aceite Alteza
  • 100 g de picadillo de variantes (pepino, zanahoria y coliflor)
  • Mayonesa Alteza
  • 6 anchoas en aceite Alteza
  • 6 rosquillas crujientes de pan, o cualquier pan que esté un poco crujiente

Elaboración:

Corta las patatas cocidas y peladas en trozos finos e irregulares. Ponlos en un bol. Trocea los huevos cocidos y júntalos con las patatas. Añade el picadillo y el atún. Mézclalo todo homogéneamente. Echa la mayonesa integrándola con suavidad. Deja enfriar una hora en la nevera. Reparte una buena ración en los extremos de cada rosquilla. Pon una anchoa encima de cada una de las rosquillas. Sírvelas para comerlas en el momento. ¡Y a disfrutar!

Receta ‘Poke bowl vegetariano de arroz con tofu’

Acude ya a tu Maskom Supermercados más cercano para comprar todos los ingredientes que necesitas para preparar esta riquísima receta:

  • 40 g arroz Alteza
  • 80 ml agua
  • ½ aguacate
  • 4 rabanitos
  • ½ pepino
  • 100 g seitán
  • Puñado de brotes tiernos Alteza
  • 4 u. espárragos cocidos
  • Cilantro
  • Menta
  • Albahaca

Ingredientes para vinagreta:

  • 3 c.s. salsa de soja
  • 3 c.s. aceite de oliva
  • 2 c.s. zumo limón
  • ½ c.p. jengibre rallado
  • 1 c.p. semillas de sésamo
  • Pellizco sal

Preparación de la receta:     

  • Cocinar el seitán cortado a cubos con los espárragos
  • Cortar las verduras (aguacate, rábano y pepino) a rodajas.
  • Cocinar el arroz al vapor.
  • Poner el arroz dentro de un bol y las verduras encima.
  • Preparar la vinagreta mezclando todos los ingredientes en un recipiente.
  • Aliñar el poke bowl con la vinagreta.

¡Y a disfrutar! Puedes ver el vídeo del paso a paso aquí: https://shorturl.at/cghmL

Receta de croquetas caseras

Esta semana hemos celebrado el ‘Día de la Croqueta’ y, aunque en Maskom
Supermercados puedes encontrar una amplia variedad de croquetas, todas ellas riquísimas, y de nuestra marca propia Alteza, como las que te mostramos en nuestra imagen. Si eres de los amantes de la cocina y quieres preparar tú mismo tus propias croquetas, te dejamos por aquí una receta para que puedas elaborarlas en casa.

Ingredientes:
1 cucharada sopera de aceite de oliva
2 cucharadas soperas de harina
1/4 litro de leche o un poco más
1 huevo

100 g de pan rallado
Nuez moscada
Sal

Modo de preparación:

  • Tostamos la harina para la bechamel: Se pone la sartén en el fuego con el aceite.
    Cuando esté un poco caliente se aparta la sartén y se va echando con una
    cuchara de madera la harina a la sartén, moviéndola hasta que se vea que se hace masa. Es importante removerla durante 3 o 4 minutos para que se tueste la harina y las croquetas no sepan a harina cruda.
  • Bechamel: Ponemos nuevamente la sartén en el fuego flojo y se añade la leche poco a poco; sin parar de mover la masa hasta que esté cocida y consistente.
    Entonces se añade la nuez moscada, un poco de sal y el ingrediente elegido
    picado, como por ejemplo jamón o pollo. Se deja cociendo en la sartén sin parar de moverla hasta que se espese.
  • Una vez espesa la bechamel, se vacía en una fuente y se deja enfriar fuera de la nevera durante una hora aproximadamente. Después, se mete en la nevera unas dos horas como mínimo, tapándola con papel film para que no se seque. Esto hasta que la masa se enfríe del todo y quede bien espesa…
  • Damos forma a las croquetas caseras: Se baten los huevos aparte. Una vez fría la masa, con mucho cuidado y con la ayuda de dos cucharas, una en cada mano, ve formando y moldeando las croquetas del tamaño de la cuchara más o menos. Ve pasándolas por el huevo y la dejas en el plato del pan rallado. Ahora con las dos manos recoge la croqueta al mismo tiempo que coges un montón de pan rallado con las manos, para que no se te pegue a los dedos. Empana bien la croqueta y dale la forma, que quede bien cubierta y compacta. Cuando ya estén todas empanadas, mételas en la nevera una hora.
  • Freímos las croquetas: Se fríen en bastante aceite caliente, que las cubra. Dales la vuelta con cuidado y ten cuidado porque se queman muy rápido. Cuando se ponen doradas se sacan y se ponen a escurrir sobre papel de cocina. ¡Y a comer!

¿Qué comer para mejorar la piel? (Parte I)

Esta semana venimos a hablarte de la piel y alimentación. Y es que, ya sabéis
que en Maskom Supermercados siempre os aportamos consejos útiles y
hablamos mucho de bienestar, pues no sólo queremos ayudaros a sentiros bien con las promociones que os traemos cada semana, sino que también queremos que llenéis vuestro carro de la compra con los mejores productos para aprovechar los beneficios de los alimentos.

La semana que viene os seguiremos contando más al respecto, así que tendrás que estar muy pendiente a la segunda parte.
Si lees los ingredientes con los que han sido formulados tus cosméticos, verás que aparecen algunas vitaminas. Incluidas en la formulación de los cosméticos son muy útiles, pero si las incluyes en tu alimentación, los beneficios serán superiores, así que presta atención:
Vitamina A. Protección frente al sol
Previene el daño celular y el envejecimiento prematuro de la piel porque protege contra la radiación ultravioleta e inhibe el crecimiento de las células cancerosas. Su ingesta es imprescindible en primavera, puesto que prepara la piel reforzándola frente al sol y ayuda a activar el bronceado y que este sea más intenso y duradero.
¿Dónde encontrarla? Las espinacas y otros alimentos de hoja verde aportan mucha vitamina A. Los betacarotenos se convierten en vitamina A una vez los ingerimos. Son fácilmente reconocibles, pues están presentes en la mayoría de alimentos de color rojo o anaranjado (zanahoria, calabaza, batata, tomates).


Vitamina B5. La reina de la hidratación

También conocida como ácido pantoténico, entre sus propiedades de belleza destaca la capacidad que tiene para hidratar la piel y la suavidad que aporta. Puede prevenir las arrugas y el envejecimiento y es estupenda a la hora de acelerar la curación de heridas o quemaduras.
¿Dónde encontrarla? Se encuentra en mayor medida en la yema de huevo y en alimentos de casquería, como el hígado y los riñones. También en los cereales enteros, legumbres, champiñones y en la leche y derivados.

Vitamina B7. La densidad capilar
También llamada biotina, es la responsable de un cabello, unas uñas y una piel sanas.
Ayuda a activar el crecimiento del cabello y lo redensifica. Se ha comprobado que también mejora las imperfecciones y el acné.
¿Dónde encontrarla? En las frambuesas, las legumbres, la yema de huevo, las nueces, la cebada, el salmón o los plátanos.
La semana que viene os hablaremos de otras vitaminas, así que, atentos a la segunda entrega de este post.

Receta de Flan de turrón

Desde Maskom Supermercados, para cerrar la cena de Nochevieja con un sabor de lo más dulce queremos proponerte esta receta de flan de turrón. Si escaneas el QR que verás en la imagen, podrás acceder al vídeo del paso a paso.

Los orígenes del turrón se remontan, al menos, a la Edad Media, pero el flan no es tan joven como lo pudiese parecer, aunque en su origen tenía otro nombre. Los documentos más antiguos remontan su origen a la época de los romanos, cuando lo llamaban tyropatina, aunque se dice que es posible que imitasen una receta propia de los griegos. Se trataba de un plato elaborado con huevos, leche y miel, parecido a las natillas. Con el paso del tiempo, la fórmula fue refinándose y parece que fueron los franceses quienes le terminaron dando la textura que caracteriza al postre hoy en día.

El añadido del turrón hace que sea un producto típico de Navidad, aunque se pueda disfrutar durante el resto del año.

Ingredientes:

100 gramos de turrón de Jijona Alteza, 250 ml de leche Alteza, 3 huevos, 60 gramos de azúcar Alteza, caramelo líquido Alteza.

Preparación:

Precalienta el horno a 175 ºC, pon en un bol el azúcar, el turrón y la leche y tritúralo todo. Bate los huevos y añádelos a la mezcla removiendo un poco. Añade el caramelo a la base de cuatro moldes y rellénalos con la mezcla. Hornea al baño maría durante 30 minutos y desmolda los flanes. ¡Listos para servir, que los disfrutes!

Receta de cocido madrileño

Ahora que el frío comienza a entrar en Málaga, desde Maskom Supermercados te proponemos hoy una receta de cocido. El origen del cocido madrileño no está muy claro, aunque se apunta a una evolución de la olla podrida manchega, que aparece mencionada en las obras del Siglo de Oro.

Aunque el apellido ‘madrileño’ ya se había utilizado con anterioridad, fue entre finales del siglo XIX y mediados del siglo XX cuando se desarrolló su ligadura a la capital española y ahora es una de sus recetas más representativas.

Primero se empezó a servir en tabernas y, poco a poco, se fue introduciendo en las cocinas de la burguesía y de la corte. Este plato se sirve por partes o vuelcos. El primer vuelco es el que lleva la sopa hecha con el caldo del cocido, el segundo es el que sirve los garbanzos y las verduras y el tercero es el de la carne. Actualmente, los pasos suelen ser dos, ya que la verdura, los garbanzos y la carne se ponen en la mesa al mismo tiempo.

Ingredientes:

300 g de garbanzos cocidos Alteza • 400 g de morcillo • 200 g de tocino • 2 huesos de rodilla de ternera • 3 huesos de cerdo salado • 3 huesos de caña con tuétano • 3 chorizos frescos • 2 morcillas • 150 g de gallina • 3 patatas • 2 zanahorias • 150 g de fideos Alteza • 1 repollo.

Elaboración:

Cuece la carne, el embutido y el repollo por separado. Cuando la carne esté casi hecha, añade las patatas y las zanahorias peladas. Retira la carne y las verduras. Reserva el caldo. Rehoga el repollo y resérvalo en una fuente junto a los garbanzos. Cuela el caldo y haz sopa con los fideos. ¡Y a disfrutar!

Ponte las pilas en otoño con estos consejos alimenticios

Los cambios de estación no solo afectan a la ropa que tenemos en el armario, sino que pueden desestabilizar el estado de ánimo. Y, en ocasiones, de manera muy marcada. Hay diversas tácticas para combatirlo y, entre ellas, se incluye la alimentación, por eso en Maskom Supermercados hoy queremos hablarte de ello.

Podría decirse que es la cara B de la astenia primaveral. El cambio de estación puede traer consigo un decaimiento emocional y físico que dura, de media, unas dos semanas. Pero si, en primavera, lo que nos desestabiliza es el aumento de las horas de luz y la subida de las temperaturas, en otoño, sucede lo contrario: los días se acortan, hay que hacer cambio de armario para recuperar los jerséis y los abrigos y las vacaciones estivales ya son un mero recuerdo.

No se puede considerar una enfermedad, salvo que se extienda en el tiempo más allá de los 15 días habituales. Si fuese el caso, habría que consultar con un especialista, por si hubiese patologías asociadas, como anemias o enfermedades más graves.

La dietista y nutricionista Itziar Digón explica que la naturaleza es sabia y hay que hacerle caso a la hora de alimentarse: “Así como en verano nos da frutos con grandes cantidades de agua para hidratarnos, en otoño, nos da cítricos ricos en vitamina C, que fortalecen nuestro sistema inmunitario”.

Comer alimentos de temporada ayuda a preservar nuestra salud, lo que también contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo, por supuesto. Pero hay algunos de ellos que, por su gran aporte de energía son estupendos para luchar contra el decaimiento. La mayoría pueden encontrarse en el mercado durante todo el año, pero el otoño es el momento en el que se recogen. Inclúyelos en tu dieta y notarás cómo tu humor mejora y tu cuerpo se activa. Además, están buenísimos y no te costará nada introducirlos en tus menús diarios.

Bebidas que reconfortan. Bajan las temperaturas y las horas de luz se acortan. En primera instancia, puede parecer un cambio triste, pero es cuestión de mirarlo con perspectiva. Estar en casa con ropa cómoda y una taza con una bebida calentita puede convertirse en uno de los mejores momentos del día. Y si ese líquido humeante tiene propiedades naturales que ayudan a relajarse o a animarse un poco, qué más se puede pedir. Hay muchísima variedad, pero las que mejor valoración tienen entre los expertos y consumidores son las que te detallamos en la columna de la derecha. Algunas de ellas no son ninguna rareza, puede que te sorprenda que, además de servir para calmar el estómago, por ejemplo, también funcionen como relajante.

Alimentos indispensable en tu cocina durante el otoño:

Setas: Además de dar un sabor intenso a las recetas, tienen muy pocas calorías. Entre sus nutrientes, destaca la vitamina B, que va a ayudar al buen funcionamiento del sistema nervioso. Las más populares en España son: Amanita caesarea, Boletus edulis y el rebozuelo o chantarela.

Frutas: Las frutas de otoño están cargadas de antioxidantes y fibra. Ayudan a combatir

el estrés oxidativo, a proteger los órganos vitales y a mejorar el tránsito intestinal. Además, tienen una alta capacidad saciante: manzanas, kiwis y granada son las más indicadas para subir el ánimo.

Hortalizas: Gran momento para este grupo alimenticio. Esta estación es la temporada estrella de muchas de ellas, que siempre amenizan los platos, aportan nutrientes y pocas calorías. Las más aconsejables son: calabaza, berenjena, alcachofa y las coles (repollo, brócoli, coliflor…).