Turrón en tu mesa para unas fiestas inolvidables

Es el producto estrella en las mesas navideñas en cualquiera de sus posibles formatos: duro, blando, de sabores clásicos o más aventureros. El turrón Alteza y Deleitum nunca puede faltar en tu hogar, ni en las fiestas, ni en las semanas previas, cuando más apetece.

Sobre el origen del turrón hay muchas teorías, aunque lo que está claro es que su nacimiento tuvo lugar en una zona con cultivo de frutos secos y un dulce como la miel. La cuenca del Mediterráneo concuerda con esas características y es precisamente el lugar en el que se encuentra Alicante, donde su receta se desarrolló hasta llegar al producto que conocemos hoy. Es muy llamativo que, con tantos años de recorrido –se estima que su fórmula original tiene más de mil años–, aún no se han agotado sus posibilidades de experimentación y cada año surgen sabores y texturas novedosas. Con mazapán de frutas, coco, chocolate… e incluso sin azúcar: actualmente, existen opciones para todos los gustos y necesidades, por lo que ningún comensal tiene que quedarse sin disfrutar de este postre tan navideño y tradicional. Hay tantas que, incluso, pueden elaborarse listas de preferidos. ¿Cuál va primero, el de chocolate o el clásico de Jijona?

Un gran abanico de posibilidades

Además de disfrutar del turrón de forma tradicional, también existen otras maneras de degustarlo. Estas son algunas de ellas:

  • Clásica. Sírvelo cortado en trocitos para que cada persona coja el que le apetezca. Esta fórmula es factible para todas las variedades: el de mazapán de frutas, el de Alicante, con un 67 % de almendra, o el de yema tostada, entre otros.
  • Incluido en otro postre. ¿Sabes que puedes usar el turrón para elaborar otros platos dulces? Un ejemplo es el de arroz con leche con sabor a turrón: solo tienes que incluir una pequeña cantidad de turrón de Jijona en los ingredientes y remover para que se integre en la mezcla de arroz y leche.
  • En helado. Se puede hacer helado prácticamente con cualquier ingrediente que se te ocurra y el turrón no iba a ser menos. El más adecuado es el blando de almendra de toda la vida. Para que no sea muy empalagoso, puedes utilizar la variedad sin azúcares añadidos.
  • Espolvoreado. Haz tu cena más saludable sirviendo fruta de postre. Prepara una buena y variada macedonia, ponla en boles individuales y espolvorea turrón machacado por encima para darle un sabor navideño y especial.