frío

Consejos para combatir la piel seca

Hoy en Maskom Supermercados queremos hablarte sobre la piel seca y cómo combatirla. Y es que, con el frío y las bajas temperaturas, la piel sufre cambios y la notamos mucho más seca. Así que debemos tratarla. Hay zonas, como las manos y los pies, en los que esta sequedad es más evidente, pero también hay otras como la cara que sufren en esta época y que tenemos que atender.

Para ello, la técnica en estética en Velvet Estetic Premià de Mar, Barcelona, aconseja hidratar la zona facial con cremas adecuadas a cada edad y tipo de piel. Asimismo, recomienda aplicar una mascarilla facial una vez por semana. Así como usar cacao y vaselina en los labios.

En el cuerpo, siempre que sea posible, hay que aplicar una crema hidratante después de la ducha, esto hará que la piel se sienta más confortable y suave. Respecto a las zonas que más se agrietan como los pies, estas grietas pueden llevar a serios problemas si no las tratas. En las manos, no hace falta decir que hidratarlas con una crema específica ayuda mucho para evitar la sequedad y que estén rasposas y descamadas.

Si mantienes estas rutinas de cuidado durante el invierno reducirás el aspecto seco y conseguirás que tu piel se note más mimada.

Trucos caseros frente al calor

Seguramente verías en nuestro perfil de Facebook de Maskom Supermercados: https://www.facebook.com/MaskomSupermercados/ los trucos caseros que te traíamos la semana pasada para combatir el calor durante este verano sin necesidad de tener que encender el aire acondicionado. Y si no lo viste, te dejamos por aquí el enlace:

Como ves, existen distintas maneras de refrescar el hogar sin necesidad de tener que recurrir al aire acondicionado. Por si no lo has leído te dejamos también por aquí esos trucos:

  1. Viste tu hogar con ropa de verano. Retira las cortinas de invierno y alfombras antes de que llegue el intenso calor. En verano, es conveniente que los suelos de la casa estén despejados y las ventanas cubiertas por visillos de un tejido ligero de color blanco o un tono claro.
  1. Ventila a primera hora de la mañana. Te recomendamos ventilar la casa a primera hora de la mañana, a ser posible entre las 07.00 y las 08.00 horas, pues son las horas más frescas del día.
  1. Procura refrescar los suelos. Si quieres conseguir una auténtica sensación de frescor en casa, en el caso de los suelos cerámicos friega por la mañana con agua fría, las terrazas, balcones y habitaciones, es un método bastante eficaz de bajar la temperatura, aunque tengas un aire acondicionado de bajo consumo.
  1. Cocina solo al mediodía. El momento idóneo para cocinar con altas temperaturas es, sin duda, por la mañana. Además, si evitas utilizar el horno y el fuego contribuirás a no aumentar la temperatura de tu hogar. Intenta cocinar platos fríos como ensaladas, gazpacho, cremas frías y otras recetas que no precisen ser cocinadas.
  1. Enfría la cama antes de dormir. El dormitorio es fundamental a la hora del descanso, así que si el calor no te deja dormir, enfría la cama envolviendo una botella de agua helada en una toalla o utilizando una bolsa de agua caliente llena de agua helada o hielo picado. Ponlo sobre la cama antes de ir a dormir, verás como el calor no te impide conciliar el sueño, y sin necesidad del consumo de un aire acondicionado.
  1. Evita las fuentes de calor. No tengas encendidas demasiadas luces, el horno o los fuegos de la cocina durante mucho tiempo.
  1. Utiliza ventiladores.
  1. Mantente bien hidratado. Beber al menos dos litros de agua a diario es una necesidad, sobre todo en verano y con temperaturas tan elevadas. También pueden ayudarte las duchas de agua templada o más bien fría, o meter los pies en remojo con agua fresquita.
  1. Coloca plantas y riégalas. Aprovecha si hay plantas en tu terraza, ventanas o en el interior de tu hogar para refrescar la atmósfera cada vez que las riegues.
  1. Utiliza sábanas de algodón o seda, ya que suelen acumular mucho menos el calor. Y si son de colores claros, mucho mejor.

LA FOTO ES DE STUDIO ROMAN