fruta

Triptófano ¿Para qué sirve y qué alimentos lo contienen?

El triptófano es un aminoácido esencial para nuestro organismo, pero nuestro cuerpo no puede producirlo, así que tenemos que obtenerlo a través de los alimentos que componen nuestra dieta.

En Maskom Supermercados te contamos hoy para qué sirve y qué alimentos contienen triptófano:

  • Combate la depresión. El cuerpo transforma el triptófano de los alimentos en serotonina, la hormona de la felicidad. Este neurotransmisor está implicado en la regulación del estado anímico, el estrés y el apetito.
  • Ayuda a dormir. Es básico para sintetizar la melatonina, la hormona clave para regular los ciclos de sueño y vigilia. De modo que necesitamos ingerir alimentos ricos en triptófano para descansar mejor y no padecer insomnio.
  • Mejora la circulación. Fundamental para el crecimiento y desarrollo, también es necesario para la producción de vitamina B3 o niacina, que asegura el buen funcionamiento de los sistemas nervioso y circulatorio, y mantiene la piel sana.
  • En carnes blancas y pescado azul. Pavo o pollo, que además son digestivas y tienen poca grasa. El pescado azul es rico en ácidos Omega-3, necesarios para sintetizar la serotonina
  • Fruta y lácteos. Para aprovechar al máximo el triptófano de la dieta, ésta también debe incluir vitamina B6 y magnesio. Lograrás todas estas proteínas de calidad en lácteos, cerezas y plátanos, chocolate negro, frutos secos y legumbres.

Aprovecha y realiza tu compra en Maskom Supermercados, donde por ejemplo, a través de nuestra marca propia Alteza, encontrarás una amplia variedad de productos con este aminoácido imprescindible para el cuerpo.

Diez frutas y verduras muy saludables

Hoy en Maskom Supermercados te hablamos de 10 frutas y verduras muy saludables, que son refrescantes, calman la sed y permiten preparar platos frescos ideales para los meses de más calor. 

En cuanto a las frutas, te hablamos del melocotón, las cerezas, el melón, la ciruela y el higo. Y en cuanto a verduras, hablamos de pepino, calabacín, judías verdes, zanahoria y puerro.

Melocotón: Gracias al alto porcentaje de agua en su composición, es diurético y su contenido en grasa es prácticamente nulo. También aporta vitaminas C, niacina o B3, esenciales para el cuidado de la piel, y minerales como potasio, calcio y fósforo.

Cerezas: Son fuente de melatonina, un antioxidante que regula los ciclos del sueño, con lo que mejora el descanso. Además, son ricas en vitaminas A, C y E, así como en hierro, potasio, magnesio, ácido fólico y fibra.

Melón: Aporta muy pocas calorías y mucha agua. Su alto contenido en calcio lo hace beneficioso para huesos y dientes y la adenosina y el licopeno que proporciona su consumo mejoran la salud del corazón.

Ciruela: Gran contenido en agua y en sorbitol, un azúcar que facilita el tránsito intestinal, así como en fibra. Es fuente de vitamina C y betacaroteno, gracias a sus pigmentos anaranjados. En cuanto a los minerales, el predominante es el magnesio.

Higo: Es una buena fuente de potasio, calcio, magnesio y vitamina K. Ayuda al tránsito intestinal, da sensación de saciedad y es bueno para la piel.

Pepino: Es muy rico en vitamina C, B5 y B9 (ácido fólico). También aporta minerales, en especial, potasio. Su contenido en silicio lo hace beneficioso para la formación de colágeno.

Calabacín: Con una gran cantidad de agua en su composición, tiene muy pocas calorías y es fuente de minerales como fósforo, magnesio, calcio y potasio, así como de vitaminas A y B3.

Judías verdes: Apenas tienen grasa, pero sí mucha fibra y potasio. Aportan vitaminas del grupo B (B6 y B9) y, sobre todo, vitamina C. Son buenas para el tránsito intestinal y previenen la oxidación del organismo.

Zanahoria: La reina del betacaroteno, ideal para el cuidado de la vista y la piel. Asimismo, también aporta vitaminas K, A, B1, B3, B6 y B9, además de calcio y potasio.

Puerro: La alicina protege el aparato gastrointestinal y refuerza el sistema inmunitario. Aporta una gran cantidad de fibra, ácido fólico y potasio. También es diurético, por lo que es muy adecuado, si se quiere perder peso.

Alimentos para mejorar la piel (Parte II)

Alimentos para mejorar la piel (Parte II)

Continuamos con la segunda parte del post que te traíamos la semana pasada. Así que si no lo leíste, ya sabes qué tienes que hacer antes de seguir con la lectura de este artículo. Seguimos hablándote de cómo puede ayudarte la alimentación a mejorar vuestra piel. 

Vitamina B12. A tope con el buen tono

Es responsable de la formación de glóbulos rojos y es considerada una vitamina antienvejecimiento. Destaca, además, por regular la pigmentación de la piel e iluminarla unificando el tono.

  • ¿Dónde encontrarla? Los alimentos más ricos en vitamina B12 son la levadura de cerveza, las sardinas, el marisco, el caviar y el hígado.

Vitamina C. Firmeza y luminosidad

Además de sus propiedades antioxidantes, es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para la construcción y mantenimiento de los tejidos, al estimular la síntesis de colágeno, la proteína que forma la estructura básica de la piel. También aumenta la luminosidad de la piel.

  • ¿Dónde encontrarla? Las frutas con más contenido en vitamina C son la acerola, el camu camu, la grosella negra, el kiwi, el caqui, la papaya y la fresa. Y, entre las hortalizas y verduras, destacan especialmente las guindillas verdes, el pimiento rojo, el brócoli y las coles de Bruselas. También son una fuente importante de vitamina C hierbas aromáticas como el tomillo o el perejil.

Vitamina D. La gran ayuda antioxidante

Ayuda al cuerpo a absorber el calcio para que los huesos y los dientes estén sanos y fuertes. Lo que muchos no saben es que la vitamina D es un potente antioxidante,

superior a la vitamina E en cuanto a la reducción de la oxidación lipídica o de grasas y a la hora de estimular enzimas que protegen frente a la oxidación.

  • ¿Dónde encontrarla? El cuerpo produce vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol. Con una adecuada exposición solar, 5 o 10 minutos diarios al sol sin FPS, y una correcta alimentación que incluya lácteos, pescados azules y cereales, sería suficiente para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D.

Vitamina K. Lucha contra las ojeras 

La vitamina K descongestiona la piel activando la circulación. De este modo, combate el enrojecimiento cutáneo y la cuperosis. Resulta estupenda para eliminar bolsas y ojeras.

  • ¿Dónde encontrarla? Está presente en hierbas frescas como la albahaca y la salvia, en los vegetales de hoja verde (lechuga, acelga, espinaca, grelo, berro, repollo…), verduras como el brócoli o las coles de Bruselas, los huevos, los cereales o la carne roja.

¿Hay que comer antes de hacer ejercicio?

¿Debemos comer antes de hacer ejercicio? Seguramente habrás escuchado ambas versiones así que, una vez más venimos desde Maskom Supermercados a aportarte algo más de luz y explicártelo mucho mejor.

En la mayoría de casos, comer antes de hacer ejercicio proporciona la suficiente energía para realizar el esfuerzo con un mejor rendimiento. Aunque son varias las opciones para elegir qué comer antes de entrenar, la más típica es el plátano, por su comodidad para transportarlo y consumirlo. Lo ideal sería comerlo entre 30 y 60 minutos antes de la práctica deportiva.

Sin embargo, si prefieres otro tipo de alimento, como alternativas idóneas al plátano, tenemos otro tipo de propuestas como por ejemplo:

  • Otras frutas. Se puede tomar uva, manzana, naranja… Su contenido en azúcar no es tan distinto.
  • Fruta seca. Los dátiles o las pasas son también una buena opción, aunque poseen menos vitaminas que la fruta fresca.
  • Cereales integrales, como el arroz integral, la quinoa o la pasta integral. La liberación de energía es más lenta y permite realizar una actividad con más duración, pero también es necesario consumirlos con más antelación.

Porridge con frutos rojos

Hoy te traemos una receta rica en figura para ayudar a tu salud intestinal.

Ingredientes: 40 gramos de copos de avena integral de Alteza, 1 cucharada pequeña de semillas de chia, 30 gramos de pasas, 1 pizca de canela, 30 gramos de nueces Alteza, 200 mililitros de leche entera Alteza y 50 gramos de frutos rojo.

Elaboración: Pon al fuego un cazo y agrega la leche, los copos (añade también un poco de azúcar si lo deseas), mezcla bien y déjalo hervir. Remueve hasta conseguir una textura suave. Si lo prefieres frío, déjalo unas horas en la nevera. Una vez frío, añádele todo el resto de ingredientes. ¡Y a disfrutar!

10 frutas y verduras muy saludables

Para los amantes de las frutas y verduras, la temporada estival es todo un festival, por su gran variedad de productos. En el apartado alimenticio, la mayoría de ellos tienen un nexo común: son aliados de tu hidratación por su alto contenido en agua, tan necesaria cuando suben las temperaturas. Además, sus nutrientes las convierten en imprescindibles para el día a día. Este verano, no bajes la guardia y no te saltes ninguna de las cinco raciones recomendadas al día entre frutas y verduras.

Te dejamos por aquí un listado de las frutas y verduras más atractivas esta temporada y que más te aportarán:

  • Melocotón. Gracias al alto porcentaje de agua en su composición, es diurético y su contenido en grasa es prácticamente nulo. También aporta vitaminas C, niacina o B3, esenciales para el cuidado de la piel, y minerales como potasio, calcio y fósforo.
  • Cerezas. Son fuente de melatonina, un antioxidante que regula los ciclos del sueño, con lo que mejora el descanso. Además, son ricas en vitaminas A, C y E, así como en hierro, potasio, magnesio, ácido fólico y fibra.
  • Melón. Aporta muy pocas calorías y mucha agua. Su alto contenido en calcio lo hace beneficioso para huesos y dientes y la adenosina y el licopeno que proporciona su consumo mejoran la salud del corazón.
  • Ciruela. Gran contenido en agua y en sorbitol, un azúcar que facilita el tránsito intestinal, así como en fibra. Es fuente de vitamina C y betacaroteno, gracias a sus pigmentos anaranjados. En cuanto a los minerales, el predominante es el magnesio.
  • Pepino. Es muy rico en vitamina C, B5 y B9 (ácido fólico). También aporta minerales, en especial, potasio. Su contenido en silicio lo hace beneficioso para la formación de colágeno.
  • Calabacín. Con una gran cantidad de agua en su composición, tiene muy pocas calorías y es fuente de minerales como fósforo, magnesio, calcio y potasio, así como de vitaminas A y B3.
  • Judías verdes. Apenas tienen grasa, pero sí mucha fibra y potasio. Aportan vitaminas del grupo B (B6 y B9) y, sobre todo, vitamina C. Son buenas para el tránsito intestinal y previenen la oxidación del organismo.
  • Zanahoria. La reina del betacaroteno, ideal para el cuidado de la vista y la piel. Asimismo, también aporta vitaminas K, A, B1, B3, B6 y B9, además de calcio y potasio.
  • Puerro. La alicina protege el aparato gastrointestinal y refuerza el sistema inmunitario. Aporta una gran cantidad de fibra, ácido fólico y potasio. También es diurético, por lo que es muy adecuado, si se quiere perder peso.

¿Flavonoides, qué son y cómo nos ayudan?

Los flavonoides son, por excelencia, los mayores antioxidantes que se pueden tomar en una dieta rica en fruta y verduras. Tienen la capacidad de atrapar los radicales libres, además de tener propiedades antiinflamatorias. Dada su capacidad antioxidante, ayudan a evitar el estrés oxidativo (proveniente de la radiación solar, estrés, medicamentos, contaminación y mala alimentación), que genera una gran oxidación en las estructuras internas.

Contribuyen a evitar la formación de placas de ateroma, controlando también los niveles de triglicéridos, y son muy útiles en ciertas infecciones respiratorias o procesos tumorales, ya que ayudan a reforzar el sistema inmunológico y, por tanto, a combatir estos procesos en los que intervienen virus o bacterias. Su capacidad antioxidante ayuda también a contrarrestar los efectos nocivos del alcohol o el tabaco. Por todo ello, es importante que, en tu alimentación haya una ingesta rica en flavonoides. Los encontrarás en las frutas (arándanos, frutos rojos, manzanas, uvas, cítricos) y verduras, soja, cacao, té verde, etc.

Alimentos ricos en flavonoides

Son muchos, que varían en su concentración y tipo dentro de la gran familia de flavonoides como los flavonoles, flavanoles (con «a»), flavanonas, flavonas y antocianidinas, entre otros:

1.Brócoli, coles de Bruselas, puerros y cebollas. Estos son algunos de los alimentos del grupo de flavonoles. Se les adjudican propiedades antihistamínicas, antiinflamatorias y antioxidantes.

2.Manzanas, uvas, cacao, té verde. Forman parte de los que contienen flavanoles y están asociados con mejorar la salud cardiovascular y neurológica. Estos compuestos también están presentes en el vino tinto.

3.Naranjas y otros cítricos. Pertenecen a las frutas ricas en flavanonas, relacionadas a la salud cardiovascular, el relajamiento y la actividad antioxidante y antiinflamatoria.

4.Apio, perejil y otras hierbas y chiles. Son buenas fuentes de flavonas, conocidas por sus propiedades antioxidantes y por retrasar el metabolismo de fármacos.

5.Arándanos, ciruelas, uvas rojas y moradas y vino tinto. Están cargados de antocianidinas que se asocian con buena salud cardíaca y efectos que ayudan a controlar la obesidad y la diabetes.

Helados, el placer más veraniego

De frutas, de chocolate, de nata, de hielo, cremosos… Los helados son un placer gastronómico poco discutible. ¿A quién no le gustan? En cualquier momento y en cualquier lugar, los helados siempre son un buen plan.

Si en algo no hay duda es en que los helados gustan en nuestro país. Según los datos de Alimarket, entre junio de 2020 y mayo de 2021, los españoles consumimos un 4 % más de helados en el hogar. Algo lógico si se tiene en cuenta que las altas temperaturas cada vez se extienden durante más meses y los productos refrescantes cada vez son más codiciados. Además, ¿quién es capaz de rechazar un helado en un día de verano?

Es muy improbable que a una persona no le guste al menos uno, ya sea cremoso, de frutas, con chocolate o con trocitos de frutos secos.

Como dice el estudio mencionado, el consumo de helados en los hogares ha aumentado y es que cada vez hay más oferta en los supermercados para satisfacer las apetencias de toda la familia con la marca Alteza. Seguramente, los más pequeños de la casa se vuelvan locos con el Fruitíssimo, que contiene un 15 % de zumo de fruta y un sabor más que intenso. También disfrutarán con los Sorbetes de Limón y Naranja y

con los Mini Sándwich de Nata y Chocolate o los Mini Bombón, que tienen el tamaño perfecto para una merienda divertida.

Por supuesto, esas tentaciones no son exclusivamente infantiles; los mayores también caen en ellas y en el surtido hay disponibles opciones para cubrir los gustos más adultos, como el nuevo bombón helado Sublime, con trocitos de avellana, todo un capricho goloso.

Quienes sean fieles a los clásicos también tienen a su disposición el helado al corte de Vainilla, Chocolate y Nata que nos ha acompañado toda la vida, así como el Cono de Vainilla y Chocolate. Aquellos que se preocupan de la cantidad de azúcar que introducen en su dieta tienen disponibles los helados surtidos sin azúcares añadidos. Y si no sabes cuál escoger, existen packs con helados variados. Un valor que tener en cuenta en todos los helados Alteza es que sus embalajes de cartón contienen un mínimo del 80 % de fibra reciclada y son 100 % reciclables

Aunque el sabor de helado más popular es el de vainilla, seguido del de chocolate, se puede hacer helado de casi cualquier sabor. Por ejemplo, en Asturias se puede encontrar helado de queso de Cabrales y, en México, helado hecho con chile ¡Frío y picante a la vez!

Curiosidades sobre los helados

Mientras paladeas tu helado preferido, he aquí algunos datos curiosos sobre ellos:

  • Helado más caro del mundo. Aunque parezca increíble, lo cierto es que existe un helado que cuesta nada más y nada menos que 25.000 dólares. Está a la venta en la ciudad de Nueva York y se compone de 28 variedades de chocolate y 5 gramos de oro comestible de 23 quilates. Tanto la copa como la cuchara están decorados con oro y diamantes blancos.
  • Origen. El origen del helado se remonta a China hace varios miles de años. No obstante, el helado tal y como lo conocemos hoy en día surgió en Francia e Italia en el siglo XVII.
  • Sabor. En cuanto a los sabores más populares en el mundo, el que aparece en primer lugar del ranking es el de vainilla, seguido del de chocolate y el de fresa.
  • Cono. El cono o cucurucho fue descubierto por casualidad en el año 1904. Fue en la feria de San Luis, en Estados Unidos, cuando un panadero observó que el vendedor de helados no tenía los suficientes platos de papel para servirlos y le ofreció gofres persas para ello.

Incluye fruta en tus desayunos

¿Sabías que además de los elementos habituales que componen el desayuno base español, la Fundación Española de Nutrición (FEN) recuerda la importancia de incluir fruta?. Pues si no lo sabías desde Maskom Supermercados te lo contamos.

Las recomendaciones para la ingesta de fruta se establecen en un consumo mayor o igual a tres raciones diarias. La presencia de fruta en el desayuno ayuda a cumplir esas recomendaciones.

Las frutas poseen:

  • Un índice glucémico bajo. Aunque las frutas contienen azúcares, su absorción es más lenta cuando se come la pieza entera.
  • Un alto contenido en agua, lo que ayuda a alcanzar un nivel de hidratación óptimo.
  • Un importante contenido en hidratos de carbono, como azúcares, almidón y fibra. Esta última oscila entre un 0,3%, en el caso de la sandía, y un 2,5%, cuando hablamos del plátano.
  • Una proporción destacada de vitaminas (especialmente, de vitaminas hidrosolubles A y C) y minerales (entre los que destacan el potasio y el fósforo).

Su contenido energético, aunque es variable, debe considerarse como bajo-moderado. En resumen: la fruta hidrata, alimenta y da energía sin que resulte un peligro para la obesidad.

Helado de frutas con yogur

Helado de fruta con yogur, la receta perfecta para hacerte tus propios helados. Una manera divertida de comer fruta. Además de venir genial, para refrescarte en los meses de calor y aprovechar todos los beneficios de la fruta.

Una maravilla para los más pequeños de la casa, que podrán hacer en familia sus propios helados y comenzar a despertar el chef que llevan dentro.

Aprenderás de manera fácil, a prepararte tus propios helados al gusto, utilizando las frutas que más te gusten y combinándolas entre ellas, así como con distintos tipos de yogur. Sin embargo, nosotros te mostraremos sólo algunos tipos de combinaciones. ¡El límite lo pones tú! ¡A disfrutar!

HELADO DE FRUTA CON YOGUR

Ver vídeo