¿Qué comemos hoy? ¡Pasta fresca!

Otro día más pensando qué hacer de comida, sin ganas de pasarte horas en la cocina y con el antojo de algo rico, sabroso y muy apetecible. ¿Sin ideas? Ante estos requisitos, en Maskom Supermercados te recomendamos una opción que se ajusta perfectamente y que, además, es ideal para toda la familia. ¡Sí, un buen plato de pasta fresca!

La pasta fresca de Rikisssimo es una preparación muy sencilla, pero a la que puedes aportarle todo el sabor siguiendo tus propios gustos y necesidades. Y es que pocos ingredientes son tan versátiles como los tagliatelle al huevo Rikisssimo. Tan fácil como abrir el envase, dejarlos hervir los minutos que se indican (en este caso, 4 minutos), escurrirlos bien y aderezarlos con los ingredientes que más triunfan en casa. Unos taquitos de beicon y un buen chorro de aceite de oliva Alteza siempre gustan, con chorizo y salsa de tomate. Todos querrán repetir y, si salteas unas setas, también están para chuparse los dedos. Y qué decir de la versión oriental, con unas gambas y un poco de salsa de soja…

Para complementar la pasta fresca y lograr un plato redondo, las mejores aliadas que puedes encontrar son las salsas de Rikisssimo. Abrir, calentar, verter sobre la pasta y… disfrutar. Tan rápido y cómodo como sabroso y delicioso.

Más fácil todavía lo ponen las pastas frescas rellenas Rikisssimo. Su variedad está pensada para que siempre tengas una con la que todos en casa vais a disfrutar, ya seáis de carne, verduras o unos enamorados de los quesos. Elaboradas con ingredientes de calidad, y evitando todo potenciador de sabor para ofrecer un producto más casero, las cuatro versiones de Rikisssimo serán las preferidas de toda la familia. Y más aún de quien cocina, por lo cómodas que son. ¿Todavía no sabes qué vas a comer hoy?

Según un estudio de Oxfam, la pasta es el alimento más popular del mundo, por encima de otros tan potentes como el arroz, la pizza o las hamburguesas. No hay casa en ningún rincón de la Tierra en la que no se haya cocinado una buena pasta. Eso sí, es 100 % dieta mediterránea y tanto griegos como romanos, en la antigüedad, ya la cocinaban.