Receta

¿Cómo preparar una perfecta tabla de ibéricos?

Suele ser algo recurrente preparar un surtido de ibéricos, sobretodo en reuniones de amigos, cenas, eventos o sencillamente para disfrutar de un picoteo cuando tenemos invitados en casa o cenamos en familia. Es por eso, que hoy os contaremos cómo preparar una perfecta tabla de ibéricos, tanto en variedad como en presentación.

1 . Elección del Surtido.

En una tabla de ibéricos podemos agrupar diferentes embutidos: desde el mejor jamón ibérico pasando por chorizo o salchichón hasta grandes productos como la morcilla ibérica, el morcón ibérico o el lomo ibérico. Si lo que queremos no es una tabla exclusiva de ibéricos, incluso podemos integrar alguna variedad de queso, fruta o foie para dar consistencia al surtido y crear nuevas texturas y sabores.

Habrá que tener en cuenta que los embutidos rojos como el chorizo, lomo o el salchichón suelen traspasar su sabor a otras lochas, debiéndose presentar por separado, cada uno en un plato para que gocen de protagonismo.

2 . El Corte.

Lo primero será escoger un cuchillo especial adecuado y bien afilado. Con el propósito de conseguir unas lonchas finas que se deshagan en nuestro paladar. Como consejo, podemos quitar la piel al embutido antes de cortarlo. De esta manera nos ahorraremos tener que quitar la piel posteriormente a cada loncha por separado.y ahorraremos tiempo.

Una vez quitada la piel, la técnica perfecta para cortar, es poner el dedo de forma horizontal por donde queremos cortar la loncha, y cortarla. Si cortamos las lonchas muy gruesas, se complicará la tarea de comer, por lo que cuanto más finas mejor.

Si, por otro lado, decidimos comprar el embutido ya loncheado al vacío, deberemos sacar los paquetes de la nevera al menos 15 minutos antes, para que cuando vayamos a separar cada loncha y colocarla en el plato, se separen con facilidad, y no se queden pegadas o se rompan al levantarlas.

3 . Emplatado, Presentación y Acompañamiento.

A la hora de emplatar lo ideal es utilizar una tabla, da un toque de presentación original, cuidada y a la vez rústico o moderno según la tabla. Recordar separar el embutido rojo del resto siempre que sea posible, ya que su sabor suele restar protagonismo a otras piezas como el jamón. También podemos combinar los embutidos con foie, queso o frutas y acompañarlos con tostas o picos.

\"\"

 

Cremas de Calabaza o Verduras

¡¡Ya llegó el Otoño!! Es la hora de empezar a sacar del armario toda la ropa que guardamos al comienzo de verano, aunque aún estamos con el veranillo, las temperaturas comienzan a fluctuar y nos avisan de que ya no estamos en verano. Una estación perfecta para disfrutar de ricas cremas de verduras con las que sacar tu lado más creativo y el chef que llevas dentro. Un plan perfecto para aquellos momentos en los que no dispones de mucho tiempo para cocinar pero quieres comer sano y saludable, y aportar tus gustos al plato y personalizarlos.

 

\"\"

Tips de Cocina: La Fritura Malagueña

La fritura malagueña es uno de los platos más típicos y famosos del litoral costero malagueño, sin duda alguna, son pocas las personas que han visitado nuestras costas y no han probado la típica fritura malagueña en nuestros chiringuitos de playa, restaurante o bares.

Aunque pueda parecer un plato fácil de hacer, y que no presenta gran dificultad, su gran secreto radica en la forma de freír el pescado así como el aceite que se utilice. Es por eso, que os traemos una serie de consejos que te facilitarán conseguir una fritura crujiente y sabrosa. La fritura es una técnica que, bien elaborada, nos ofrece un resultado maravilloso y hace que los alimentos queden crujientes, dorados por fuera y jugosos por dentro.

1. Utilizar un Aceite de Calidad.

Lo mejor suele ser utilizar un aceite de oliva virgen extra, ya que es el único que aguanta temperaturas extremas, sin perder cualidades.

2. Temperatura del Aceite.

Resulta fundamental que el aceite esté fuerte al principio para sellar el pescado e impedir la absorción de grasas, sobre los 165º. Es complicado dar una regla general ya que dependerá del alimento en cuestión que cocinemos, su volumen, la cantidad de aceite que utilicemos, etc.

3. El Rebozado.

El pescado exige un rebozado que le aísle del aceite, y que podrá ser tan sólo harina, ideal para la fritura malagueña de ‘pescaíto’. Si queremos que sea a la romana, harina y huevo.  Pero si queremos empanar, pasaremos primero por huevo y luego por pan rallado. Para el tempura utilizaremos una mezcla de harina y agua con gas o incluso cerveza.

\"\"