Trucos para hacer un táper saludable

En Maskom Supermercados te damos hoy algunas claves para preparar un táper saludable que puedas llevarte a la oficina. Lo recomendable es prepararlo siguiendo la estructura del plato de Harvard que es dividirlo en cuatro: vegetales, granos integrales, proteína saludable y frutas.

El 50% del recipiente tiene que estar compuesto por frutas y vegetales. Cuanto más variados y de colores mejor, y no incluir patatas.

Un 25 % del plato tiene que ser pan, pasta o arroz en su versión integral (grano entero). El otro 25 % restante puede ser pescado, pollo, pavo conejo, legumbres o frutos secos.

La planificación es clave, así que puedes hacerte un horario semanal como por ejemplo este que te proponemos:

  • Lunes: carne
  • Martes: legumbres
  • Miércoles: pasta
  • Jueves: pescado
  • Viernes: arroz

Recuerda que estas opciones siempre tienen que ir acompañadas de verdura, de primero o como guarnición. Si en cambio prefieres un plato único, sigue el modelo de Harvard. La variedad es clave para que no parezca que estamos comiendo de rancho. Llena la despensa con alimentos reales y productos frescos, no te resignes a prepararlos siempre de la misma forma y cuida el aliño. El aderezo es básico porque aporta color, sabor y textura. Da un toque con especias, condimenta con alguna salsa casera (aguacate, tomate) o una vinagreta elaborada con limón y aceite. Recuerda que debes llevarla en un bote aparte y añadirla cuando te sientes a la mesa.

No es lo mismo estar en una oficina que tenga microondas y nevera que si, por el contrario, estos electrodomésticos brillan por su ausencia. Si no tenemos frigorífico, hay que tener cuidado con marisco, huevo, pescado, carne y lácteos. Si tienes posibilidad de refrigerar y calentar la comida, las posibilidades son infinitas (lasaña, potaje, estofado, algún arroz que quede suelto o pasta).